La gestión de Alberto Fernández volverá a pedirle a los gobiernos provinciales que “hagan el esfuerzo” y aíslen a los viajeros que regresan desde el exterior en hoteles para así reducir las posibilidades de una mayor propagación de la variante Delta del coronavirus.

//Mirá también: Variante Delta en la Ciudad: investigan dos contagios sin antecedentes de viaje

Este pedido será reiterado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en una reunión virtual que tendrá el próximo lunes el Consejo Federal de Salud (CoFeSa), como estrategia para desacelerar la transmisión de la variante Delta, señalaron fuentes oficiales a este medio.

Actualmente hay 64 casos confirmados de la variante Delta. Y se prevé que en las próximas horas haya una explosión en los números dado que en Córdoba, Buenos Aires y Salta hubo personas contagiadas que violaron sus cuarentenas y ya hay decenas de personas aisladas.

A partir de dos casos confirmados de la variante Delta, el ministerio de Salud porteño inició una investigación dado que no hubo evidencia de un nexo epidemiológico con una persona que regresó luego de un viaje. Resuelta esta investigación podrá determinarse si existe circulación comunitaria en la Ciudad.

Hasta ayer se habían identificaron 41 contactos estrechos de los casos confirmados que se encuentran aislados y fueron testeados de manera preventiva. La Dirección Nacional de Migraciones había informado el 13 de julio pasado que detectó el incumplimiento de la cuarentena obligatoria de una de las personas reportadas por el ministerio de Salud de la Nación durante un operativo de control aleatorio llevado a cabo el 1 de julio, por lo cual se formalizó una denuncia.

Arribo de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.Clarín

Variante Delta en Argentina: malestar en Nación

Florencia Carignano, directora de Migraciones, expresó el malestar del Gobierno nacional porque Córdoba y otros distritos no ejercieron un control “más estricto” sobre los viajeros que volvieron desde el exterior y solicitó que las inspecciones sean presenciales y no por teléfono.

La funcionaria transmitió la “preocupación” de Nación sobre la situación en Córdoba y en Salta. Y anticipó el pedido de Vizzotti, para que las jurisdicciones utilicen el modelo de Canadá y Reino Unido, de aislar a los viajeros en hoteles, porque eso evita que rompan la cuarentena.

//Mirá también: Variante Delta: Nación insta a Córdoba a que ajuste los controles de cuarentena en viajeros

En Salud comparten la preocupación y señalan que también genera alarma lo que ocurre en la región. Ayer Paraguay confirmó la existencia de transmisión comunitaria de la variante Delta en Asunción y en el departamento Central, las zonas más pobladas del país con el que la Argentina tiene 1690 kilómetros de frontera.

También hay una fuerte preocupación por lo que sucede en el sureño estado brasileño de Rio Grande do Sul (que limita con Corrientes y Misiones), que el 26 de julio confirmó también transmisión comunitaria de la variante Delta del coronavirus, que según la Organización Mundial de la Salud ya está en 132 países.

Carignano señaló que los argentinos están volviendo al país lo hacen desde Estados Unidos, donde el 85% de los nuevos casos son de la variante Delta, y de Europa, donde ya hay circulación comunitaria.

Al hablar de la situación de Córdoba, la funcionaria expresó ayer en declaraciones radiales: “Estos casos no ayudan para nada. La responsabilidad individual falló. Quizás algún control más estricto del Estado, jurisdicción, etcétera, hubiera sido bueno”.

Al ser consultada puntualmente sobre si hubo una falla en las estrategias implementadas por el Gobierno de Juan Schiaretti para evitar que se rompan los aislamientos, Carignano respondió que eso puede “decir mejor el ministerio de Salud que debe estar al tanto”.

No obstante, afirmó que Nación les ha insistido a los ministros de Salud, Seguridad y Gobierno de todo el país para que realicen controles estrictos. “Tienen acceso a los tableros de migraciones, saben online al momento que llega una persona y dónde hará cuarentena”, dijo.

Cuarentenas en hoteles

Y agregó que para evitar situaciones como las de Córdoba, Fernández había pedido a los gobernadores vía la jefatura de Gabinete que aíslen a los viajeros en hoteles, pero luego cada jurisdicción tomó una decisión.

“Es un modelo que cuesta más, porque es una logística más importante, pero la provincia de Buenos Aires y San Juan lo están haciendo. Ese era el modelo a seguir. El Presidente les dio posibilidad. Las provincias luego eligieron”, lamentó Carignano.

Desde el 11 de marzo, la Ciudad de Buenos Aires aísla en hoteles por diez días sólo a quienes dan positivo de Covid-19 en el test de antígenos que se le hace en el Aeropuerto de Ezeiza. Los demás, se van a sus casas.

Hasta el momento, en Capital Federal fueron aislados residentes de provincia de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Misiones, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Santiago del Estero y Uruguay. Todos estos por test positivos.

Carignano dijo que no alcanza con aislar sólo a los que dan positivo en Ezeiza, dado que el 64% de los casos detectados de la variante Delta ingresó con PCR negativo pero manifestó síntomas varios días después de su llegada. Añadió que el 10% de los que van a sus casas no cumple el aislamiento.

Para la funcionaria, esto que pasó en Córdoba es similar al primer brote que tuvo Israel en su momento, de un matrimonio que llegó, no hizo la cuarentena y contagió y generó un brote que desde abril no se registraba. “Eso está pasando hoy en Córdoba”, lamentó.

En ese sentido, habló de la “importancia del control presencial”, porque el cordobés que contagió a su círculo íntimo sólo había sido llamado por teléfono por las autoridades provinciales. “Ahora hay un montón de contagios. Entonces, hasta qué punto ese control sirve”, dijo.

Y agregó que si bien en un principio la que más se perjudicará será la provincia de Córdoba, por la imposibilidad de contener ahora el brote, pero luego se da el riesgo de expansión hacia el resto del país.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.