El jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, envió un claro mensaje al interior del Gobierno tras la firma del DNU para destrabar el acuerdo con la empresa Pfizer para la compra de vacunas.

//Mirá también: Argentina podría recibir más de 2 millones de dosis de Estados Unidos con el nuevo DNU de Alberto Fernández

“Yo no quiero un país que sea juguete de las circunstancias o ceder a los caprichos de laboratorios extranjeros que con muchísima mezquindad buscan doblarle el brazo al Gobierno y al Congreso”, lanzó Kirchner al cierre de la sesión informativa del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner advirtió que “el Congreso votó la ley de vacunas y no hubo ni un laboratorio europeo ni asiático que pusiera un ‘pero’ para negociar con Argentina”, como lo hizo Pfizer.

Con un DNU, el gobierno habilitó vacunas de Pfizer, Moderna y J&J.Presidencia de la Nación

Además, planteó un interrogante: “Si así le fue a un laboratorio, ¿cómo nos va a ir con el Fondo Monetario Internacional? Si un laboratorio nos obligó a tener que cambiar todo el andamiaje, ¿qué vamos a hacer con el FMI? ¿Cómo vamos a compatibilizar con el desarrollo argentino?”.

Kirchner cuestionó que, en medio de acusaciones sobre una supuesta visión “geopolítica”, se esté “jugando al TEG todo el día” mientras el Gobierno debe resolver la deuda tomada por la gestión de Mauricio Macri.

//Mirá también: DNU para adquirir vacunas: Vizzotti e Ibarra sostienen que se defendió “la integridad de los bienes soberanos del país”

“Esto lo tenemos por delante, y lo tenemos en medio de una elección que requiere la mayor madurez de todas sus fuerzas políticas, porque se juega el destino de la Argentina: cuándo y cómo pagar, y fundamentalmente en qué tiempo vamos a pagar esto”.

“Más allá de las diferencias políticas lógicas, tenemos que decir cómo. ¿Les parece a ustedes que lo podemos pagar en diez años?”, preguntó a la oposición, mientras el ministro de Economía, Martín Guzmán, negocia los plazos.

Por otra parte, Kirchner defendió la gestión de la pandemia. “Se ha hecho un esfuerzo enorme, ¿o alguien piensa que el Gobierno quiere que se le mueran miles de personas?”, inquirió.

También cargó contra la oposición por haber hablado de “infectadura” y haber comparado la cantidad de muertos de la pandemia con los soldados caídos en la guerra de Malvinas.

“¿Que hicieron por Malvinas, si tanto les preocupa para ponerlo como ejemplo de la tragedia? Macri fue el primero de 1983 a la fecha en no nombrar a las Malvinas en su discursos de asunción”, recordó, y agregó que “incluso la presidenta de un partido político (Patricia Bullrich) las ofreció como moneda de cambio por vacunas”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.