Después de una primera noche de declaraciones explosivas durante su entrevista con Jorge Rial, el abogado y representante de Diego Maradona, Matías Morla, volvió a presentarse en TV Nostra, de América, y esta vez respondió las preguntas del conductor y de los panelistas Marina Calabró, Ángela Lerena y Diego Ramos.

Matías Morla se presentó esta vez junto a su abogado Mauricio D’Alessandro, para la segunda vez que ofrece una entrevista de este tipo. Desde la muerte de Maradona, el 25 de noviembre de 2020, solo hizo declaraciones breves o a través de las redes sociales.

“Desde que pasó lo que pasó, como estuve tantos años al lado del tipo más famoso del planeta, la prensa quería hablar conmigo. Y yo quiero hablar, porque hay muchas cosas de Diego que no se saben”, comenzó diciendo. “Cuando escuché que me había cambiado el rostro, que quería irme del país, sentí que me estaban llamando. Y en eso soy fuerte, no sentí necesidad de salir como un loco. Junté y después hablé con ustedes, porque me siento cómodo”, agregó en referencia a Jorge Rial y su equipo.

“¿Te sentís culpable, no de la muerte, pero sí de la desprotección final?”, le preguntó el conductor. “Está faltando conocer qué pasó, para eso hay una junta médica trabajando sin dormir con los mejores médicos de Argentina. Parece que se puede hablar y acusar, a la fecha, y a pesar de tener todo un sistema de justicia funcionando, no hay ni una persona indagada”, contestó el representante de Maradona, y atribuyó esa postura a “gente incitada por un grupo que me odia por un tema económico, el dolor lo llevan por otro camino, no me estoy escondiendo”, en referencia a las hijas de Diego, contra quienes había apuntado fuertemente el lunes.

Sí Se hizo cargo Morla de haber contratado a los médicos que tenían a su cargo la salud del exfutbolista. “Diego Maradona tenía un apoderado y bajo mi órbita estaban todos, desde los médicos hasta el jardinero y el que le cortaba el pelo. Diego conoció a Luque y se encariñó, era así. En Dubái tenía al mejor médico a disposición y se fue a operar a Venezuela con uno que no sabemos si era médico”, reveló.

Sin embargo, Morla se distanció de Luque y de la psiquiatra Agustina Cosachov, ambos imputados en la causa. “¿Saben que dijo Luque de mí? Que era un corto, que no entendía las cosas. Me quieren llevar a que manejaba a todos los médicos, cuando me dice ‘corto’, cuando me dice que lo operó y no lo operó, cuando con Agustina, la psiquiatra, no tengo diálogo”, sostuvo.

La última aparición de Maradona

“El día de la cancha de Gimnasia, fue con Gianinna, con un jugador del equipo y creo que con Verónica Ojeda. Y mientras me decían que se había querido monetizar [su presencia] para que vaya al estadio, ni Diego ni yo cobramos nada de parte de YPF. En ese momento yo estaba en una villa de emergencia con Díaz, con la ONG, haciendo un acto por el cumpleaños de Diego”, explicó Morla.

Y se refirió también a los negocios que el Diez mantenía en Venezuela: “El negocio de Diego no era el fútbol. Eran negocios en los que no hacía absolutamente nada. Fidel Castro le aconsejó que se metiera con la comida, ni con el petróleo, ni con otra cosa más que no viene al caso, algo de hoteles. A los que dicen que yo insistí para que vaya al estadio, les mostraría la factura de lo que cobramos por los barcos de cereales: [lo equivalente a] 50 eventos de YPF. (...) Diego, como director técnico de Gimnasia, era algo que quería hacer. Yo no estaba de acuerdo con que vaya y discutimos”.

“A Diego lo mató Rocío Oliva”

En otro tramo de la entrevista, Morla aclaró sus explosivos dichos del lunes, cuando sostuvo que “A Maradona lo mataron Rocío Oliva, la cuarentena y los problemas médicos”.

“No quise decir que lo mató” Oliva, aclaró el abogado, y dijo que se refirió al “desamor”. “Él nunca iba a tolerar que una mujer no tenga un ida y vuelta. Entonces, cuando dije que lo mató fue una frase ingrata, quise decir que la situación amorosa le hizo muy mal, por el tema de la nostalgia, sumado a la cuarentena y a todo lo que pasó después”, explicó.

Sobre la referencia a la cuarentena, amplió: “Diego fue director de Gimnasia porque quiso. Y para mí, cuando vino acá se vino a despedir. Fue a Mendoza, a Rosario, a todos los partidos. El golpe final para Diego fueron los últimos meses que estaba mal. Antes estaba bien, iba a los entrenamientos. La cuarentena lo liquidó”.

El enfrentamiento con Dalma y Gianinna

“Vos decís que estás pasando un duelo. Y hay familiares que también lo están atravesando. ¿No te parece que te podrías haber guardado algunas cosas que asegurás que te dijo Diego sobre ellos?”, le preguntó Diego Ramos en referencia a algunas revelaciones del día anterior, como que Maradona consideraba “ladronas” a sus hijas Gianinna y Dalma y que no estaba seguro de ser el padre de Diego Jr.

“Sí. Pero también tené en cuenta el contexto: quisieron llenar una plaza con carteles míos diciéndome asesino”, respondió Morla. “Cuando veo que hay cosas que no tienen absolutamente nada que ver con lo que él pensaba, con lo que él decía, y que con eso ofrecen un espectáculo... Y encima a eso le sumás que me intentan decir barbaridades cuando no tiene nada que ver con la historia, tal vez pierda el eje. Tenés razón”, reflexionó.