Más de 6 millones de argentinos se movilizaron por el país desde el comienzo de la temporada estival, el 1° de diciembre de 2020, hasta el momento, según informó este sábado el Ministerio de Turismo y Deportes.

Del total, un 60%, aproximadamente 3,6 millones de personas, lo hicieron en destinos de la Costa Atlántica y de la provincia de Córdoba.

Después de Buenos Aires y el distrito mediterráneo, las provincias que recibieron un mayor influjo turístico fueron Entre Ríos, favorecida por la cercanía con Capital Federal y Gran Buenos Aires, y Rosario, dos de los principales centros emisores de turismo del país. Le siguen Río Negro, Neuquén, Mendoza, Salta, San Luis y Chubut.

En un comunicado que emitió, la cartera a cargo de Matías Lammens señaló que “según estadísticas oficiales, el Partido de la Costa, Mar del Plata, Bariloche, Villa Gesell, Pinamar, Villa Carlos Paz, Monte Hermoso, Miramar, San Martín de los Andes, Mina Clavero y Salta fueron los destinos más elegidos” en la primera etapa del verano.

Las playas incorporaron medidas de seguridad y prevención para evitar la propagación del Covid-19.Qué D

A su vez, según indicó el Ministerio, desde el sector privado informaron que hubo niveles de ocupación destacados, entre el 60% y el 80%, en la Costa, como en Pinamar y Villa Gesell, Calamuchita, Bariloche, San Martín de los Andes, Cafayate, Federación y Tafí del Valle, aunque la cartera turística aclaró que “los números no son los del verano 2020″, que fue una “una temporada récord”.

Desde la cartera turística informaron que 600.000 transacciones (implica un número mayor de turistas en verdad, ya que esta cifra incluye paquetes familiares) se cerraron a través del programa Previaje, la principal herramienta con que el Gobierno apostó a movilizar el turismo. Supuso una inyección de $ 15.000 millones, con un reembolso para los usuarios, equivalente al 50% de los gastos en compras anticipadas con créditos para usar durante la estadía, a lo largo de 2021.

En este contexto tan particular, consideramos que tuvimos un buen inicio de verano. Estamos muy conformes con los ingresos que entran a un sector que estuvo con facturación cero durante más de un semestre del año pasado y que será estratégico en el camino de la reactivación económica”, aseguró el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens.

Según el Ministerio, hubo niveles de ocupación de entre el 60% y el 80%.Martinez Marcelo | Diario Río Negro

Pese a los temores debido al avance del coronavirus, el funcionario jugó fuerte en el gabinete de Alberto Fernández para abrir la temporada turística con el argumento de darle un respiro a los sectores involucrados (la hotelería, el transporte, la gastronomía, los servicios de excursiones y las agencias de viaje).

Con el objetivo de asegurar la temporada de verano en medio de la emergencia sanitaria, se trabajó de manera articulada con las provincias y los municipios en la puesta en marcha de Centros Modulares Sanitarios, el despliegue del plan DetectAr y la presencia de promotores turísticos en los centros de veraneo, entre otras medidas.

Además, se implementó, junto con la Secretaría de Innovación Pública, la Web Verano, donde se puede acceder a los protocolos con recomendaciones sanitarias y a los requisitos actualizados para ingresar a todas las provincias y completar el Certificado Verano, un registro para que los destinos estén mejor preparados para recibir a los turistas estas vacaciones.