La Iglesia católica, en el marco del Tedeum del 25 de mayo que contó con la presencia de Alberto Fernández de manera virtual, instó a la clase política de tener “grandeza” y “liderazgo”, como así también solicitó que se evite “el resentimiento y la división”.

//Mirá también: El Papa Francisco llamó al diálogo en Colombia y defendió “el derecho a manifestarse pacíficamente”

La celebración estuvo encabezada por el cardenal Mario Poli en la Catedral de Buenos Aires. “Queremos pedirles a los dirigentes de todos los sectores, auténtica capacidad de liderazgo para ejercer con nobleza la vocación política, comunicando claramente la situación en cada momento, suscitando y alentando el compromiso y el empeño de todos, dejando de lado descalificaciones y posturas que promuevan el resentimiento y la división”, comenzó.

Luego, agregó: “Por momentos se instala la idea de un doble destino para los argentinos: fracasado o exitoso; con educación para todos o sumergidos en la ignorancia; con abundancia para pocos o pobreza para muchos; exclusivo o inclusivo; cerrados al mundo o globalizados; con oportunidad para todos o solo los privilegiados”.

El cardenal Mario Poli.

“Escuchando el grito de libertad e independencia que recorre nuestra historia y llega hasta nosotros cada vez que la celebramos, decimos que hay un solo destino colectivo para nuestro pueblo: fraterno, solidario, con educación, salud y justicia, con igualdad de posibilidades para el acceso a la tierra, al techo y al trabajo, valorando y respetando la vida de todos”, continuó Poli.

Y añadió: “Si hay voluntad de acordar dialogando, podremos achicar las diferencias y estaremos más cerca de lograr ese destino común”.

Qué dijo sobre la pandemia

Además de hablar sobre estas cuestiones, el cardenal no pudo evitar un tema que preocupa a nivel mundial: la pandemia. “En la dura realidad de estos días y la dramática extensión de la pandemia se han acentuado la pobreza, la exclusión, la falta de trabajo y las expresiones de creciente enfrentamiento político”, sostuvo.

//Mirá también: El Papa Francisco criticó la violencia en Gaza: “¿A dónde llevarán el odio y la venganza?”

Sobre esta segunda ola en Argentina, Mario opinó que “golpea a todos” y que para ello hay que “salir juntos y mejores”.

En el mismo sentido, convocando a la unión, aportó: “Renovamos nuestra convicción de que el diálogo es el camino para afrontar juntos como comunidad nacional esta etapa difícil y exigente”.

“Hoy elevamos una oración de acción de gracias por la Patria que nos entregaron con enorme sacrificio, lo que para muchos significó la ofrenda de sus vidas. Ellos pensaron en nosotros y volver sobre sus ideales nos puede devolver el espíritu y el sentimiento solidario que nos permita vivir bien las pruebas y desafíos de nuestro tiempo”, cerró Poli.