En el programa del domingo, el periodista Jorge Lanata habló sobre las vinculaciones entre Rusia y Argentina, y conectó la compra de vacunas Sputnik V con la intención rusa de construir centrales nucleares en el país.

//MIrá también: Jorge Lanata se metió en la polémica de las vacunas Pfizer y dijo que el Gobierno no las quiso por ser “yanqui”

Según Lanata, la vuelta al poder del kirchnerismo reavivó las relaciones con el país que conduce Vladimir Putin. Así, la diplomacia alrededor de las vacunas Sputnik estaría estrechamente vinculada al avance de los proyectos energéticos rusos en Argentina.

Incluso, destaca el informe, la propia vicepresidenta Cristina Kirchner fue la encargada de designar a ciertas personas en sectores clave de la energía.

Según lo presentado en Periodismo para Todos, la instalación de centrales nucleares rusas en el país es una idea que existe desde 2008, cuando el entonces secretario de Energía, Daniel Cameron, avanzó con las primeras negociaciones. En 2011 se reflotó y en 2014 Cristina Kirchner anunció en una visita oficial del presidente ruso que comenzaría la construcción.

Sin embargo, los referentes de la energía del macrismo sostuvieron que el acuerdo no tendría ningún beneficio para el país. El exdirector del área nuclear, Julián Gadano, aseguró que la Argentina no necesita esas centrales nucleares y opinó que la tecnología ofrecida es “obsoleta”. Lo mismo apuntó el excanciller Jorge Faurie.

//Mirá también: Federico Basualdo: el subsecretario de Energía que se enfrentó a Martín Guzmán

Entre las personas seleccionadas por Cristina para ocupar puestos determinados en áreas estratégicas de la energía están Federico Basualdo como subsecretario de Energía; Darío Martínez como secretario de Energía y Pablo González -santacruceño, ex vice de Alicia Kirchner- en YPF.

Además, hace alrededor de un mes y medio cambió la conducción de la empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina y tomó el mando José Luis Antúnez, quien ya había presidido la empresa durante la gestión de Cristina.

También ubicaron a Isidro Baschar como director de Nucleoeléctrica quien, según PPT, es identificado en el sector como un hombre de Sabino Vaca Narvaja, embajador argentino en China y de máxima confianza de la vice.

“Propusimos construir la central, ser propietarios y operarla”, admitió el embajador ruso en Argentina, Dmitry Feoktistov. Y agregó: “La construcción de una central grande, la de reactores medianos y, tercero, una central nuclear flotante”.

Otra de las invocaciones hechas por PPT fue una carta que envió Rosatom Latin America (filial de la empresa rusa que se encarga de gestionar la energía nuclear de ese país y las inversiones en el mundo) a TN.com.ar. Allí, el presidente de la compañía Ivan Dybov admite las negociaciones: “Estamos discutiendo con nuestros colegas argentinos la posibilidad de una alianza estratégica basada en las ventajas competitivas de nuestros países, para una cooperación mutuamente beneficiosa en proyectos de centrales nucleares de alta y baja potencia”, sostiene.

Además recordaron que cuando Martín Guzman viajó a Europa hace dos meses también visitó Rusia y agregaron que se reunió con representantes de Rosatom, una información que, dijeron, fue confirmada por el equipo del ministro Guzmán.