En el marco del fallecimiento de Diego Maradona, el pasado 25 de noviembre, el suceso está siendo investigado por la Justicia. En el informe del caso existe una voz clave, es la de la enfermera que atendió al astro argentino, la mañana en la que murió.

Fue TN quien obtuvo el manuscrito que presentó la enfermera ante la Justicia, en el que se indica que solo escuchó a Maradona a las 7.30 de la mañana, y que nunca entró en la habitación. Mientras que en el informe se constata que a las 9.20, El Diez se negó a tomarse los “controles de signos vitales”. Es decir que, según el documento, Madrid interactuó con él. Y que este estaba despierto y no quiso cumplir con el chequeo.

De esta manera, los investigadores analizaron las contradicciones entre las dos versiones, por lo que la enfermera volvió a ser citada. En la oportunidad admitió que fue obligada a mentir.

Según se describe en el informe médico que iban realizando los profesionales que se encontraban con Maradona, la enfermera inició su jornada en el country San Andrés de Tigre a las 6.30 del miércoles.

“Se lo escucha deambular dentro de su habitación. Diuresis en baño portátil”, anotó luego la mujer. El horario: 7.30. A su vez, a las 8.30, según el informe, Diego “seguía descansando”. Y a las 9.20, “se niega a tomarse controles de signos vitales”.

Finalmente, se informa que a las 11.55 fue el ingreso a la habitación de la psiquiatra Agustina Cosachov y el psicólogo Carlos Díaz. Y que “tras varios intentos de llamado, paciente no responde”. La siguiente línea señala las 12.10. Allí se notifica que el paciente “no tiene pulso” y que comenzó a hacerle “RCP básico”.

En relación a los escritos, los investigadores buscan obtener información sobre la causa que habría provocado que la mujer escribiera una cosa y dijera otra. Además, de entender cuál era realmente la función de los profesionales en el hogar de Maradona.

Por su parte, otro de los personajes que será investigado muy de cerca, será Leopoldo Luque, el médico profesional de El Diez a quien se lo tilda de haber ejercido mala praxis y abandono de persona.