La organización no gubernamental dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos Human Rights Watch criticó la posición que tomó Alberto Fernández sobre las manifestaciones populares que tienen lugar en Cuba contra el régimen de Miguel Díaz Canel.

// Mirá también: La angustia de un médico cubano en Argentina: “Tengo amigos desaparecidos en La Habana”

“Es inaceptable que el presidente escoja ignorar y pretenda no conocer esa realidad”, sostuvo el director de la División de las Américas, José Miguel Vivanco.

La policía detiene a un manifestante antigubernamental durante una protesta en La Habana. (AP)Ramon Espinosa | 0

El presidente Alberto Fernández había expresado: “No conozco la dimensión del problema en Cuba. Sí tengo en claro que, si nos preocupa humanitariamente Cuba, terminemos con los bloqueos y también en Venezuela. No hay nada más inhumano en una pandemia que bloquear un país”, añadió.

Sobre esto, el directivo de Human Rights Watch consideró “muy desafortunadas” las declaraciones y le pareció “curioso” el planteo de Fernández porque “está bien informado sobre los abusos policiales en Colombia y en Chile y se ha pronunciado públicamente”.

Vivanco reprobó la posición del mandatario argentino indicando: “Es inaceptable que el Presidente escoja ignorar. Es un ejercicio selectivo y oportunista el no querer enterarse de la situación deplorable de los Derechos Humanos en un régimen de dictadura totalitaria donde no existen libertades, donde no hay separación de poderes, no hay independencia judicial y no hay entidad alguna que sirva para frenar estos abusos “.

“Es un régimen de partido único que gobierna sobre la base de la negación de los principios democráticos. Y es inaceptable que el presidente pretenda no conocer esa realidad “, expresó en diálogo con radio Metro.

Vivanco acusó que el silencio del Gobierno argentino se debe a su “afinidad o simpatía con el régimen cubano” y que, en el lugar de reprobar las represiones en Cuba, desvía la atención al atacar a Estados Unidos.

La policía de civil detiene a un manifestante antigubernamental durante una protesta en La Habana. (AP)Ramon Espinosa | 0

// Mirá también: Alberto Fernández: “Si realmente nos preocupa humanitariamente Cuba, terminemos con los bloqueos”

“El presidente de Argentina que es un hombre demócrata, que ha sido elegido democráticamente en un país democrático prefiere hablar del embargo y no de los Derechos Humanos en Cuba”, apuntó Vivanco.

En esta línea, el dirigente de la organización de Derechos Humanos recordó que el Gobierno argentino ya había tomado junto a México una postura similar al abstenerse de votar a favor de una solicitada de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra los arrestos de los políticos opositores en Nicaragua.

“Se han producido posiciones similares en el caso de Nicaragua donde los dos países invocaron el principio de no injerencia a los asuntos internos que es la negación de la causa de los Derechos Humanos”, indicó Vivanco quien apuntó: “Invocar la soberanía o la injerencia en asuntos internos es retroceder 50 años asumiendo que cada cual se rasca con sus propias uñas y poco o nada se puede hacer desde el exterior.

Sobre esta situación, el director de Human Rights Watch afirmó que “eso contradice los estándares internacionales, las obligaciones asumidas al firmar tratados. Uno asume el compromiso no solo político y diplomático también jurídico de velar por la vigencia de esos derechos. Es lamentable“, calificó.