Inglaterra se clasificó por primera vez en su historia para la final de una Eurocopa y se disputará el título con Italia, después de su victoria en la prórroga por 2-1 sobre Dinamarca en semifinales en el estadio de Wembley.

//Mirá también: Eurocopa: aumentan los casos en los países que son sedes y hay preocupación en la OMS

Los daneses se adelantaron con un espectacular lanzamiento de falta de Mikkel Damsgaard (30) pero Inglaterra no tardó en empatar con un tanto en contra del capitán rival, Simon Kjaer (39). Ya en la prórroga, Harry Kane marcó el segundo y decisivo en el rechace de un penal que él mismo había fallado (104). El penal dio lugar a la polémica, ya que Raheem Sterling se internó por la banda derecha del área y se fue al suelo tras el contacto mínimo de Mattias Jensen, acción confirmada por el VAR.

Los ingleses jugarán el próximo domingo su primera final de Eurocopa, de nuevo en su estadio de Wembley, después de quedarse a las puertas del último partido en las ediciones de 1968 y de 1996, ésta última disputada en Inglaterra.

Cuando acabe el torneo, los ‘Tres Leones’ habrán jugado seis de sus siete encuentros delante de su público. En la final, Italia buscará su segundo entorchado europeo más de cincuenta años después del primero (1968), y los locales el primero.

Este miércoles Inglaterra estuvo en apuros durante apenas 20 minutos del primer periodo, pero una vez igualó la contienda fue la selección que más mereció deshacer el empate.

Mirá los goles

Las estadísticas del partido