Italia le ganó a Inglaterra la final de la Eurocopa en Wembley por penales. Pero además de las atajadas clave de Gianluigi Donnarumma, Giorgio Chiellini mufó al último pateador para poder coronarse a 15 años del Mundial de Alemania 2006.

//Mirá también: Los futbolistas ingleses que fallaron su penal ante Italia sufrieron insultos racistas en las redes sociales

El central de la Juventus gritó “Kiricocho” durante el penal de Bukayo Saka, a quien Donnarumma le tapó el tiro desde los doce pasos. Esta palabra le provoca mala suerte a quienes se le dice y es usada en Argentina desde hace muchos años.

//Mirá también: Argentina podría enfrentar a Italia por una Copa Intercontinental

Un antecedente en Europa

En la última edición de la Champions League había aparecido, cuando el arquero marroquí Bono se la gritó a Erling Haaland en el duelo entre Sevilla y Borussia Dortmund antes de que pateara un penal.

El uno detuvo el tiro pero fue repetido por invasión. El atacante noruego repitió el penal y convirtió, yéndole a gritar “Kiricocho” en la cara al arquero del Sevilla.

¿De dónde viene Kiricocho?

Kiricocho era el apodo de un hincha de Estudiantes que iba a los entrenamientos y su presencia traia mala suerte. Cada vez que aparecía, el Pincha perdía su partido del fin de semana.

Sin embargo, con Carlos Salvador Bilardo como entrenador, se le buscó el efecto contrario. El Doctor lo mandaba a recibir a los rivales en una de sus tantas “costumbres” para traerles mala suerte.

En el paso del exentrenador de la Selección Argentina por España (dirigió al Sevilla), la palabra se empezó a repetir con frecuencia y fue adoptada por los europeos.