El Gobierno salió a defender los últimos cambios en el proyecto de ley de Movilidad Jubilatoria dispuestos por la vicepresidenta Cristina Kirchner. El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo planteó que las modificaciones les darán “más certeza” a los jubilados, debido a que los aumentos serán trimestrales.

Otro de los cambios consiste en que la suba del 5% otorgada en diciembre no será descontada sobre la próxima mejora en los haberes de marzo del año que viene, es decir, no habrá empalme entre cuatro aumentos anuales y los dos que pretendía la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

La vicepresidenta Cristina Kirchner. (Clarín)Clarín (CUSTOM_CREDIT)

En ese sentido, Arroyo opinó que las modificaciones son “realmente mejores” que las condiciones que establecía la propuesta original y aseguró que les dará “más certeza” a los beneficiarios al considerar que tendrán “más previsibilidad” sobre cuánto aumentarán sus haberes.

En declaraciones a FM Futurock, habló sobre la suba dispuesta para este mes, que será tenida en cuenta del alza que les darán en marzo, y manifestó que es “un avance, una mejora para los jubilados en un contexto en el que están muy complicados, sobre todo los que cobran la mínima”.

Según Télam, el presidente Alberto Fernández le dio el visto bueno a los cambios al proyecto en el Senado y, de esta manera, bajó el malestar que el proyecto original había generado en el Frente de Todos, especialmente en la vicepresidenta.

Además, de acuerdo a la agencia NA, los cambios fueron “conversados con el Ejecutivo con el objetivo de mejorar los ingresos de los jubilados y jubiladas”.