Luego de que se conociera el rechazo de la demanda de Cristina Kirchner contra Eduardo Feinmann, el periodista expresó su conformidad y por qué considera tan importante la resolución.

//Mirá también: Rechazan una demanda de Cristina Kirchner contra Eduardo Feinmann

“Ella me demandó por daños y perjuicios. Pretendía que me baje los pantalones, pretendía que pague con mis bienes porque a ella no le gustaron mis dichos. Yo le dije: “Señora, haga lo que tenga que hacer”. Lo que pretendía su abogado, (Gregorio) Dalbón, era que uno se arrodille y pida disculpas y de esa manera tratar de cerrarnos la boca, meternos miedo”, mencionó Feinmann.

El periodista había rechazado en dos oportunidades una mediación porque, sostiene, que su libertad de expresión no la negocia “ni con Cristina Kirchner ni contra mil Cristina Kirchner”.

“Gracias a Dios todavía hay jueces con pelotas, con lo que hay que tener, para tomar decisiones. En 2016, cuando me inicia la causa, ella era nada, pero venía de ser dos veces presidenta. Se nota que hay una Justicia que no es influenciable”, subrayó.

“Sirve a los periodistas”

Feinmann resaltó que, con la decisión, “lo que dijo el juez es que no hay ofensa, y además basándose en pilares que son fundamentales en una Nación como la libertad de prensa, la libertad de expresión, la Constitución Nacional y los derechos constitucionales”.

El comunicador resaltó que el fallo, de 21 páginas, “es una pieza que sirve a los periodistas y a la sociedad toda porque el día de mañana puede ser contra cualquier ciudadano en una red social”.

Cristina Kirchner, contra Eduardo Feinmann.

En ese marco, recordó los recientes dichos del intendente Mario Ishii, quién habló de la posibilidad de que “el pueblo se levante contra los medios”. “Ishii acaba de decir que la gente tiene que venir contra nosotros, incitándolos a la violencia. El presidente aplaudiendo, el gobernador aplaudiendo, el jefe de Gabinete (Juan Manzur), varios ministros, el señor Perczyk (ministro de Educación) aplaudían eso”, mecionó Feinmann.

Y agregó: “Algunos creen que eso es lo que hay que hacer, el kirchnerato piensa de esa manera, que hay que mandar a periodistas independientes a los leones, y hay otros que no, gracias a Dios la gran mayoría en las PASO demostraron que la gente quiere otra sociedad”, enfatizó.

El fallo

Los comentarios y apreciaciones que motivó el reclamo de la Sra. Fernández se encuentran, a mi criterio, íntimamente vinculados con asuntos de interés público”, destacó Ricardo Darío Agugliaro, a cargo del Juzgado Civil 110, que desestimó la demanda.

Y agregó: “No tengo dudas que las calificaciones realizadas por el demandado pudieron y pueden haberle molestado profundamente, no puedo dejar de mencionar que se trata de una de las personalidades públicas y políticas más importantes del país, que entre otras cosas ocupó en dos oportunidades la primera magistratura y que en la actualidad se desempeña como vicepresidente de la Nación”.

//Mirá también: La respuesta de L-Gante a Eduardo Feinmann por la cumbia 420

Para Agugliaro, las expresiones de deseo de Feinmann de “ver presa” a la vicepresidenta y otras de tono similar “no acarrean ningún hecho ilícito concreto contra ella”. “Por lo tanto, no deben someterse a un test de veracidad, por cuanto se limitan a adjudicarle una determinada forma de actuar”, sostuvo.

En la misma línea, el fallo destaca que “la investigación periodística sobre los asuntos públicos desempeña un rol importante en la transparencia que exige un sistema republicano”.