Después de que se registraran varios casos raros de trombos en pacientes que habían recibido la vacuna de AstraZeneca contra la COVID, el comité científico que supervisa la campaña de vacunación en Reino Unido recomendó restringir la aplicación solo a mayores de 40 años.

//Mirá también: El fondo Covax liberó otras 861.600 dosis de la vacuna Astrazeneca para Argentina

El comité ya había aconsejado en abril que el suero de AstraZeneca/Oxford se administrase solo a mayores de 30 años en la medida de lo posible.

El regulador británico de los medicamentos, MHRA, comunicó que registró 242 casos de coágulos sanguíneos raros en personas que recibieron la vacuna de Oxford/AstraZeneca, de entre las más de 28 millones de dosis administradas.

Sin embargo, según su directora, June Raine, los beneficios de la vacunación siguen siendo mayores que los riesgos de la enfermedad para “la gran mayoría” de la población, especialmente las personas mayores, que tienen más probabilidades de desarrollar formas graves de COVID-19.

Suspensión mundial

Debido a estos trombos inusuales sobre los que se tuvo conocimiento hace algunos meses, varios países europeos suspendieron el uso de la vacuna desarrollada por el laboratorio anglosueco AstraZeneca y los científicos de Oxford.

//Mirá también: La vacuna AstraZeneca suma más efectos secundarios no previstos

En abril, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dijo que los coágulos de sangre debían figurar como un efecto secundario “muy raro” de la vacuna de AstraZeneca, al tiempo que consideraba que el balance beneficio/riesgo seguía siendo “positivo”.

Además de AstraZeneca, las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna están actualmente autorizadas en el Reino Unido, que cuenta con una de las campañas de vacunación más avanzadas del mundo.

Casi 35 millones de personas han recibido una primera dosis, y más de 16 millones las dos dosis necesarias.

Con información de AFP.