El boxeo en los Juegos Olímpicos de Tokio vivió un hecho insólito después de que el púgil marroquí Youness Baalla intentara imitar a Mike Tyson mordiéndole la oreja a su rival, el neozelandés David Nyika.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: la polémica fiesta de Eslovenia tras ganarle a Argentina, a puro vodka y póker

El boxeador marroquí, de 22 años, se veía bastante irritado por el dominio de su par oceánico durante los primeros dos rounds. Fue justamente en la categoría de pesados (81-91kg), la misma en la que el estadounidense supo ser campeón del mundo durante años.

Youness Baalla intentó morderlo en el tercer round sin lograr su cometido. Sin embargo, la árbitro no se dio cuenta de la acción, por lo que no fue descalificado. Fue victoria 5 a 0 de David Nyika, que avanzó a la siguiente ronda.

“No le dio un bocado completo a la oreja por suerte. Tenía puesto el protector bucal y yo estaba un poco sudado. No recuerdo lo que le dije, pero le di una reprimenda”, aseguró Nyika minutos después de quedarse con el pleito.

El marroquí quiso morder la oreja de su par neozelandés.AFP

El pugilista de 25 años continuó disparando contra su rival: “Agachó la cabeza, me mordió, me golpeó debajo del cinturón… No creo que la árbitro lo haya visto. Él estaba muy cerca”.

//Mirá también: Debut y despedida para el tucumano Emmanuel Lucenti en Tokio

La mordida de Mike Tyson a Evander Holyfield

Este episodio en los Juegos Olímpicos fue muy parecido al que protagonizaron Mike Tyson y Evander Holyfield, con distinto final.

Aquella vez, el 28 de junio de 1997, el célebre púgil llegó a morder la oreja de su rival y le arrancó ocho centímetros de cartílago.

Tyson fue descalificado y no pudo recuperar su cinturón de campeón aquella noche, en el MGM Grand Arena de Las Vegas.