Poco antes de conocerse el fallo de la Corte Suprema en la disputa entre los gobiernos nacional y porteño sobre la presencialidad en las escuelas, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, sostuvo que un veredicto a favor de la Ciudad sería aberrante.

//Mirá también: La Corte Suprema falló a favor de las clases presenciales en las escuelas porteñas

“Sería una aberración que se decidiera sobre cuestiones de salud separando las jurisdicciones como si fueran cosas autónomas”, argumentó el funcionario sobre la decisión, que finalmente resultó favorable para el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

“Esto no es un impuesto que va a afectar a la Ciudad, a la provincia o a un municipio. Lo que pasa en ese lugar no afecta solo a ese lugar. Nos parece indispensable que se tenga en consideración que el virus no respeta las jurisdicciones políticas”, sumó en conferencia de prensa.

En el mismo sentido se pronunció Carlos Bianco, jefe de Gabinete provincial. Para él, cuando Nación y Ciudad chocan en sus decisiones “la que debería primar es la federal”. “Esperamos que ese sea el fallo, que prime la competencia nacional, lo que estableció el Gobierno nacional sobre una situación sanitaria”, agregó.

Carlos Bianco, jefe de Gabinete, y Daniel Gollan, ministro de Salud de la provincia de Buenos AiresClarín

“Tenemos que tratar de que las mismas medidas se cumplan de un lado y del otro de la General Paz y del Riachuelo, porque si no lo que va a suceder es que los bonaerenses vamos a terminar haciendo un esfuerzo adicional al que hacen los porteños”, completó.

Bianco también aseguró que la Provincia cumplirá “al pie de la letra” el decreto firmado por Alberto Fernández con las últimas restricciones por COVID, y que evaluarán los pasos a seguir una vez que expire.

//Mirá también: Clases presenciales en la Ciudad: Cristina Kirchner calificó al fallo de la Corte como un “golpe contra las instituciones democráticas”

“Ojalá que sigan cayendo los casos, ojalá que sea más rápido. No me gusta dar clases por Zoom, prefiero un proyector, una tiza, mirar a los alumnos a la cara. Nadie duda de que la presencialidad es la mejor forma de enseñanza, tampoco nadie duda que estamos en una pandemia y que hay que tomar determinadas medidas para bajar los contagios, las internaciones y las muertes”, sumó Bianco.