La participación de Bolivia en la Copa América pasó fugazmente y no pudo sumar siquiera un punto. Sin embargo, su arquero fue una de las figuras del torneo con unas cifras poco habituales. Carlos Lampe fue quien más tapadas tuvo en la fase de grupos pero también fue la valla más vencida.

//Mirá también: Copa América: así serán los cruces de cuartos de final

El ex Boca atajó en tres de los cuatro partidos de su selección. No estuvo en el debut ante Paraguay pero luego fue titular indiscutido por su rendimiento.

En total le convirtieron siete goles. Sin embargo, podrían haber sido muchos más.

La defensa boliviana no le dio las garantías necesarias de solidez ni de firmeza en los duelos individuales. A Lampe le llegaron muy fácilmente pero respondió de gran manera.

//Mirá también: Selección argentina: Lionel Scaloni descartó una lesión grave de Cuti Romero

De los siete goles que recibió, uno fue en propia puerta de Jairo Quinteros y otro de penal de Lionel Messi.

Edinson Cavani, Messi y Ben Brereton le pudieron convertir en contragolpes sin oposición.

Por último, Lautaro Martínez y el “Papu” Gómez llegaron al área chica sin dificultades.

Lampe registró 40 atajadas en sus tres partidos. Dejó muy lejos a los otros arqueros de la Copa.

Cómo le fue a los otros arqueros de la Copa América

  • Pedro Gallese, titular en todos los partidos de Perú, tuvo 27 tapadas y siete goles en contra.
  • Wuilker Faríñez atajó tres veces para Venezuela y tapó 21 disparos. Le metieron tres goles.
  • Claudio Bravo fue el capitán chileno y atajó en los cuatro juegos. Firmó 17 atajadas y cuatro goles en contra.
  • Entre Héctor Galíndez y Pedro Ortíz se repartieron el arco de Ecuador. Ambos acumularon nueve tapadas y seis goles en su valla.
  • A Emiliano Martínez le anotaron un gol en tres partidos. Tapó 11 tiros.