La canciller alemana Angela Merkel recibió dos vacunas diferentes contra el COVID-19 en un esfuerzo consciente por alentar a las personas a no tener miedo si se les aconseja que se pongan una combinación de vacunas. La oficina de Merkel confirmó que la mujer de 66 años recibió una primera inyección de AstraZeneca el 16 de abril, mientras que la segunda vacuna fue de Moderna.

//Mirá también: Angela Merkel confirmó que en Alemania colegios y guarderías infantiles serán los primeros en reabrir

Su portavoz, Steffen Seibert, dijo que Merkel eligió a propósito la inyección de AstraZeneca en un momento en que existían preocupaciones sobre posibles efectos secundarios graves. “Y por eso ahora tal vez ella pueda quitar los temores de las personas que estaban o están preocupadas por esta llamada vacunación cruzada’', agregó el vocero.

Merkel recibió una primera dosis el 16 de abril pasado de la vacuna del laboratorio anglosueco AstraZeneca, pero desde entonces su uso fue suspendido durante un tiempo en Alemania luego de que se asociara a varios casos de trombosis en Europa.

La canciller alemana, Angela Merkel (AP/Archivo).

El uso de la vacuna de AstraZeneca, que ya han recibido varios dirigentes alemanes, entre ellos el presidente de la República, Frank-Walter Steinmeier, se reserva ahora en el país a las personas mayores de 60 años.

//Mirá también: COVID-19: el Gobierno analiza combinar vacunas ante la falta de segundas dosis de Sputnik V

Varios países, entre ellos Alemania, han decidido aplicar como segunda dosis una vacuna de ARN mensajero, como la de Moderna, en lo que se llama un “esquema de vacunación mixto”, tras una inyección de AstraZeneca, que usa la técnica del adenovirus.

Más de la mitad (51,2%) de la población alemana, es decir 42,5 millones de personas, han recibido al menos una dosis de la vacuna y 26,3 millones (31,6%) están totalmente vacunados, según cifras actualizadas por el Gobierno.

Con información de AP y Télam