Con el senador se reunió dos veces, y en el segundo encuentro fue en la sede de campaña del rionegrino con dirigentes del PJ bonaerense.


Roberto Lavagna dice que todavía no es precandidato presidencial, pero a juzgar por sus últimos movimientos ya lo es: a sus entrevistas en la TV y fotos con gobernadores del PJ y dirigentes de otros espacios, como Martín Lousteau, sumó este lunes el apoyo a su postulación del vicegobernador de Jujuy, Carlos Haquim, y horas después se reunió con el senador Miguel Pichetto, quien suena como su compañero de fórmula para las primarias del 11 de agosto.

Al mediodía, el economista mantuvo un encuentro en sus oficinas con el actual vicegobernador jujeño, quien le expresó su pleno apoyo para las elecciones y destacó “la importancia de trabajar a partir del consenso“, según hicieron saber en su entorno.

Lavagna recibe el apoyo del vice de Morales y se muestra cerca de Pichetto. (Juan Foglia)

Tras dialogar sobre las dificultades económicas y sociales que enfrenta la Argentina, el vicegobernador del radical Gerardo Morales señaló “las similitudes entre el modelo de gobernabilidad de Jujuy y el que propone Lavagna a nivel nacional”.

Haquim pertenece al Partido Renovador Federal y es un dirigente de extracción peronista —como Lavagna—.

Llegó al binomio con Morales por un acuerdo entre el radical y Sergio Massa, en el marco del frente Cambia Jujuy, que ganó la elección de gobernador en 2015.

Lo curioso del apoyo expresado este lunes es que en 2007 Lavagna fue candidato presidencial por la UCR y su compañero de fórmula fue Gerardo Morales, quien además para las próximas elecciones provinciales repetirá el binomio con Haquim.

Lavagna, además, ya recibió el apoyo del gobernador socialista Miguel Lifschitz y tiene excelentes relaciones con el mandatario justicialista de San Juan, Sergio Uñac.

¿Fórmula?

El exministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner también compartió esta tarde un encuentro con el senador Miguel Ángel Pichetto, que es uno de los precandidatos presidenciales de Argentina Federal, junto con Massa y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Lavagna recibe el apoyo del vice de Morales y se muestra cerca de Pichetto. (Juan Foglia)

Pichetto suena como compañero de fórmula de Lavagna, no solo porque es uno de los fundadores de Argentina Federal, el frente que se propone irrumpir en la grieta entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri, sino porque es senador nacional desde hace dos décadas y, por lo tanto, tiene experiencia para conducir la Cámara Alta.

A Pichetto lo impulsan armadores del PJ no kirchnerista de la provincia de Buenos Aires, es decir dirigentes del duhaldismo.

En lo formal, Lavagna y Pichetto mantuvieron dos reuniones: en la primera, realizada en el Palacio del Congreso, el senador le transmitió los comentarios de directivos y operadores de Wall Street, con quienes se entrevistó en su reciente viaje a Estados Unidos y quienes se mostraron interesados por las elecciones argentinas.

Lavagna recibe el apoyo del vice de Morales y se muestra cerca de Pichetto. (Juan Foglia)

El segundo encuentro, realizado en la sede de campaña proselitista de Pichetto, fue con dirigentes del justicialismo de la provincia de Buenos.

Una tarde de trabajo, según definieron.





Comentarios