El exfiscal fue reconocido en el bosque de Ben Shemen, en el cuarto aniversario de su muerte.


Autoridades israelíes y argentinas le hicieron un homenaje en el “Parque de la Amistad entre Argentina e Israel”, en el bosque de Ben Shemen, a Alberto Nisman, fiscal de la causa del atentado al AMIA en el cuarto aniversario de su muerte.

Sara Garfunkel, la madre de Nisman, dio un breve discurso y no pudo contener las lágrimas. “Me hacía falta este homenaje que, de algún modo, me ayudará a seguir viviendo“, dijo.

El acto, organizado por el Fondo Nacional Judío, tuvo lugar al lado del memorial que recuerda a las víctimas de los atentados a la AMIA y de la Embajada de Israel en Buenos Aires.

Hace cuatro años, el fiscal Alberto Nisman fue encontrado sin vida en el baño del departamento que alquilaba en Puerto Madero, pero la investigación judicial aún no pudo establecer las circunstancias de la muerte de quien hasta ese momento fuera titular de la Unidad Fiscal AMIA.

Solo se sabe que Nisman murió por un balazo que le perforó la sien derecha y que esa bala salió del arma que era propiedad de Diego Lagomarsino, un colaborador informático de mucha confianza de Nisman.

Lagomarsino está acusado de “partícipe necesario” por el juez federal Julián Ercolini, quien sostiene la hipótesis de que Nisman fue asesinado. Los custodios Néstor Durán, Luis Miño y Armando Niz, más el policía Rubén Benítez, están procesados por encubrimiento.






Comentarios