Después del cacerolazo del pasado miércoles, manifestantes se congregaron en el Obelisco y distintos puntos del país.


Después del cacerolazo que tuvo lugar el pasado miércoles en la Ciudad de Buenos Aires y distintos puntos del país en contra de la reforma judicial impulsada por el presidente Alberto Fernández, cientos de personas se congregaron hoy para manifestarse con epicentro en el Obelisco, pero también en distintas ciudades de todo el país.

Bajo la consigna “#1ASalimosTodos. No a la reforma judicial“, desde las redes sociales propusieron movilizaciones y marchas para manifestarse contra la medida como así también contra la “impunidad de Cristina Kirchner”.

Pasadas las 16 horas, el hashtag “#1AYoVoy” se volvió tendencia en las redes sociales y cientos de manifestantes se reunieron en las inmediaciones del centro porteño y distintas ciudades, tales como Rosario, Mar del Plata y Bariloche, como así también frente a la Quinta de Olivos.

Una caravana de automóviles se ubicó en la avenida 9 de Julio, mientras que algunos manifestantes golpearon cacerolas.

Queremos una justicia a favor de la gente, no de la política“, expresó una manifestante en diálogo con TN. “Vine manifestarme porque un país corrupto no puede crecer. Estoy candada de que no podamos vivir en democracia y estemos sometidos a políticos corruptos”. “Estamos perdiendo la nación, el país. Nos van a llevar puestos. Tenemos que despertar y defender este país hermoso”, dijo otra.

En tanto, otra manifestación tenía lugar frente a la residencia presidencial de Olivos, sobre la avenida Maipú, donde se interrumpió el tránsito en sentido hacia el norte. Por su parte, otro grupo de manifestantes se congregaron frente al departamento donde reside la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, ubicado el barrio de Recoleta.

Movilización en contra de la reforma judicial en el Obelisco (Foto: Clarín)

Por su parte, el presidente Alberto Fernández afirmó hoy que “es una discusión falsa la cantidad de miembros que podría tener la Corte Suprema de Justicia” en la reforma judicial impulsada esta semana y lamentó que los medios y un sector de la oposición creen “ideas e imágenes que no son ciertas”.

También sostuvo que la oposición, “en particular los que fueron funcionarios del gobierno de Cambiemos, deberían estar muy agradecidos de la reforma, porque les garantiza que nosotros no vamos a hacer con ellos lo que ellos hicieron con los funcionarios de Cristina Kirchner” al marcar su distancia respecto de “la doctrina (del camarista Martín) Irurzun”, vinculada a las prisiones preventivas indiscriminadas.

El jueves pasado, el proyecto de ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal ingresó a la cámara del Senado de la Nación, tras ser anunciado el día anterior por el Presidente en Casa de Gobierno.

La iniciativa es una de las promesas de la campaña electoral del año pasado, confirmada por el mandatario durante la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso nacional el pasado 1° de marzo, previo a la pandemia de coronavirus.

En la presentación del jueves último, el Presidente manifestó el objetivo principal de la reforma: “Nunca más a la justicia utilizada para saldar discusiones políticas” y deseó que ese poder del Estado esté “en manos de personas dignas que no sean permeables a ningún tipo de presión”.




Comentarios