Así lo afirmó la diputada nacional en un encuentro convocado por Marcelo Di Mario, referente de JxC de Malvinas Argentinas, tras la decisión que frenó los traslados de los camaristas.


Minutos después de que se conociera la decisión de la Corte Suprema de Justicia de poner un freno al Gobierno suspendiendo por unanimidad los traslados de los camaristas Pablo Bertuzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, la diputada nacional Marcela Campagnoli (Coalición Cívica ARI-Cambiemos) dialogó con vecinos y vecinas de Malvinas Argentinas en el marco de los encuentros convocados por el referente de Juntos por el Cambio, Marcelo Di Mario. “Esto no fue magia, fue pueblo”, aseguró haciendo referencia a los ciudadanos que se venían manifestando en contra de este intento de “avasallamiento de la democracia” y las instituciones.

“Era importante que la Corte se expidiera para que prevalezca el estado de derecho y la paz social. La Corte fue contundente, porque fue 5 a 0, lo cual es un mensaje también político”, sostuvo la diputada al comienzo de la charla consultada por Di Mario sobre su visión acerca de este día clave para la democracia. “Fue un fallo importante que hacía falta, que molesta al poder y que creo que no se lo vio venir. Es un momento visagra, histórico, donde el pueblo fue protagonista. Yo aplaudo al pueblo de la nación argentina que le puso el cuerpo, en las redes, en las plazas, frente a Tribunales, de todas maneras manifestándose”.

Además, contó que acababa de presentar una denuncia “para que se investigue el hostigamiento y la persecución política” por los allanamientos que se realizaron en las casas de quienes se manifestaron en contra del traslado de los jueces. “Se está criminalizando la protesta”, aseguró.

A pesar de celebrar la decisión de la Corte, que pone en stand by el traslado de los jueces, la diputada advirtió: “Avanzamos cinco casilleros pero no aganamos el partido. Son varios los frentes que tiene el kirchnerismo para avanzar sobre las instituciones y garantizar la impunidad de la ex presidenta: reformar la justicia, destituir al procurador, reformar la Corte y trasladar a estos jueces”.

En cuanto a la reforma judicial, la calificó de “inconstitucional”, “inoportuna”, “pretenciosa” y “cuantitativa”, porque se plantea como una reforma pero “lo único que hace es incrementar la cantidad de jueces”. Además, sostuvo que es “abusiva”, por el gasto que va a generar.

Más allá de esta decisión de la Corte, Di Mario le propuso a Campagnoli reflexionar acerca de la idea de que la “justicia siempre es oficialista”, lo cual “no le hace bien a la democracia, a la República, a las instituciones y a la libertad de cada uno de nosotros”. La diputada coincidió en que “es cierto que hay muchos jueces que son el peor ejemplo de una justicia corrupta, tiempista, de espaldas a la gente, como Canicoba Corral y Oyarbide” y señaló que, en este sentido, “urge tener un Consejo de la Magistratura idóneo que nombre jueces probos pero también sancione cuando se hacen las cosas mal”.

Entre las preguntas que hicieron los participantes del Zoom, Andrea, una de las vecinas presentes, le consultó por la posibilidad de avanzar en alguna acción legal para garantizar el derecho a la educación de niños, niñas y jóvenes en el contexto de la pandemia. La diputada consideró que es muy importante reclamar por los derechos del niño. “Hay que manifestarse. Cómo puede ser que abran los casinos y no los colegios”, sentenció.

Por último, Campagnoli señaló que “los gobiernos populistas buscan enfrentar a la sociedad, alimentando el odio, y perpetuarse en el poder, avasallando a las instituciones, como una metodología de gobierno”. Por eso, sostuvo que “tiene que ser con el otro que empecemos a ir para adelante, no puede ser contra el otro, así no hay país posible, tenemos que empezar a achicar las diferencias y vamos a encontrar el camino”, concluyó.




Comentarios