Casados, solteros, con hijos o sin, en familia o con amigos, cada cuarentena es un mundo y Vía País te lo muestra.


Desde el 20 de marzo, cuando el Gobierno Nacional dictó la cuarentena obligatoria en todo el país, la vida de los argentinos cambió. Más tiempo en casa, menos autos en la calle, las plazas vacías y clases virtuales son postales que se repiten a lo largo y ancho de todo el territorio.

La rutina de cada uno se tuvo que adaptar en mayor o menor medida al aislamiento, Vía País se metió imaginariamente en la casa de algunas familias y te lo cuenta en esta nota.

Mirá también: Clases virtuales, retomar hobbies e crear en la cocina: así vive la cuarentena una familia de San Francisco

El living ahora es sala de juegos! La caja era para desechar, y se convirtió en un castillo

Mirá también: Coronavirus en Argentina: cómo atraviesan los porteños la cuarentena obligatoria

Algunos empezaron a trabajar desde sus casas, otros tuvieron que cerrar las puertas de sus locales hasta que el COVID-19 pase o como el personal de la Salud y Seguridad siguen con su labor, tomando las medidas necesarias para afrontar la pandemia.

Las salidas, en muchos casos, se limitaron a ir al supermercado y farmacia o pagar alguna cuenta. En cuanto a los gastos, la mayoría de las personas coincidieron en que los precios de los alimentos y elementos de limpieza aumentaron pese a los controles. Pero también aclararon que por ejemplo la baja en los gastos en combustible o salidas ayudaron a equilibrar las cuentas.

Mirá también: La nueva “normalidad” de los rosarinos a 20 días de decretada la cuarentena

Paula vive con su novio.

Mirá también: Claudia y Nazareno cuentan cómo viven la cuarentena en Eldorado

Poder juntarse con amigos, ir a la plaza a tomar mates y que los chicos jueguen al aire libre o comer en familia son las cosas que más extrañan los argentinos. El abrazo, el beso, todo ese afecto que caracteriza a los nuestros se ve limitado pero por una buena razón: cuidarnos entre todos.

El tiempo libre también aumentó, por lo que muchos empezaron a hacer ejercicio, realizaron cursos on line, se dedicaron a la cocina, hicieron limpieza en los placares o redescubrieron hobbies abandonados por la vorágine en la que vivíamos antes de la cuarentena.

Mirá también: Los pro y los contra de estar en cuarentena: menos trabajo, más encierro y ocio

Ana y sos dos hijos.

Mirá también: Vivir en cuarentena nos hace pensar “después de esto nada volverá a ser igual, seremos mejores personas”

Comer más sano, darse más gustos o compartir momentos con la pareja, hijos o uno mismo son de las actividades predilectas y que más se valoran en los hogares argentinos. El “no tengo tiempo” quedó atrás, las charlas en la mesa familiar y películas tirados en el sillón son un gran plan para estos días que muchas veces parecen “un domingo eterno”.

En algunos hogares se hace malabares para hacer rendir el sueldo, en otros se “respira profundo” para que la paciencia abunde y poder ayudar a los chicos con sus tareas escolares y los más felices son los privilegiados que tienen patio y puede tocar el césped.

Mirá también: Coronavirus: Cómo es la vida en cuarentena en pareja, solos o con hijos

Familia en San Francisco que realiza la cuarentena.

Mirá también: Así viven dos familias mendocinas la cuarentena obligatoria

La escuela mutó al Internet o Whatsapp, los padres son un poco docente y las seños extrañan ver a los chicos en las aulas. Cuando las obligaciones se completan, llega el momento de divertirse y abundan las videollamadas, los juegos on line o de mesa. 

Lo que más cuesta es mantener los horarios: desayunar al mediodía, trasnochar mirando una serie o despertarse bien temprano para entrenar, son cosas que se hacen a diario pero que antes de que el coronavirus “nos encierre” jamás hubiésemos pensado.

Mirá también: Guillermo y Marcos comentaron como se vive la cuarentena en Arroyito

Lucas Chacón, Ingeniero de Gualeguaychú dijo que lo que mas extraña es pasar tiempo con su abuela.

Mirá también: Cuarentena en el campo: “Estamos haciendo una vida normal, solos, pero normal”

Las vacaciones o escapadas quedaron en pausa y los hermosos paisajes que tiene Argentina están respirando un aire más puro, descansando del turismo y esperando que todos los seres humanos entendamos la importancia del cuidado del medio ambiente.

El humor es cambiante y hasta el sueño de muchos se vio alterado pero todos a su modo buscan el lado positivo a este encierro. “Volvimos a compartir almuerzos en familia”, “redescubrimos juegos como el Tutti Frutti o la batalla naval con los más pequeños de la familia”, “leo y veo series que antes no podía”, son algunos de los habitos que más se repiten.

Mirá también: La vida en cuarentena contada por una familia carlospacense

Jose y Flor jugando al jenga

Mirá también: La cuarentena paranaense en primera persona

Pero a pesar de este encierro, seguimos unidos. El afecto y la diversión no faltan porque las videollamadas se multiplicaron entre amigos y familias para que el día a día sea más llevadero o para festejar cumpleaños.

Todos coincidimos en que respetar el aislamiento es clave para evitar que el pico de contagios que haga colapsar al sistema de Salud; ya que es una medida que nos ayuda a ganar tiempo para afrontar esta pandemia en busca de una solución. 

Acá te dejamos más historias del aislamiento social, para que veas como se vive la cuarentena en casa rincón de país:

Mirá también: La vida en cuarentena: la familia sanjuanina que no para

Mirá también: Así se vive la cuarentena en Santiago del Estero

Mirá también: Bahía Blanca: “Extraño a mis hijos y a mi nieta”

Mirá también: Esteban nos cuenta como pasa su aislamiento social en la ciudad de las Cataratas

Mirá también: Vivencias en cuarentena: diálogo más fluido en la familia y redescubrir viejos gustos

Mirá también: ¿Cómo viven los tucumanos la cuarentena?

Mirá también: ¿Cómo pasaron esta cuarentena los rafaelinos?

Mirá también: La vida en cuarentena en Catamarca

Mirá también: Tres Arroyos: dos historias que hablan de la vida familiar en cuarentena

Mirá también: Posadas en cuarentena: algunos trabajan online, otros no pueden, y todos extrañan a los seres queridos

Mirá también: Cómo viven los neuquinos la cuarentena

Mirá también: Cómo están viviendo la cuarentena las familias pampeanas, en dos testimonios

Mirá también: Cuarentena en Oberá: Luciano y Alan nos cuentan cómo viven el aislamiento social obligatorio

Mirá también: Cómo viven las familias calerenses la cuarentena

Mirá también: Testimonio de salteños en cuarentena

Mirá también: Punta Alta: “Salimos una vez por día a buscar agua”

Mirá también: Cuarentena puertas para adentro

Mirá también: La cuarentena y la manera en que la encaran los marplatenses

Mirá también: El Calafate es una de las ciudades más afectada por la cuarentena




Comentarios