La cantante confesó que está muy marcada por las heridas del pasado.


Recientemente, Karina “La Princesita” llegó de Nueva York. Aunque ya cumplió los 14 días de confinamiento obligatorio para todos los que viajaron al exterior, se encuentra realizando la cuarentena obligatoria que rige en todo el país.

Sola, ya que su hija Celeste se encuentra con su padre, el “Polaco”.

Karina y el “Polaco”. (Web)

Desde su casa, brindó una entrevista radial íntima a Catalina Dlugi, para su programa en La Once Diez. Allí se refirió a situaciones traumáticas de su pasado, sus relaciones amorosas, la educación de su hija y otros aspectos de su vida personal.

¿Una primera confesión? A la querida “Princesita” ya le da “cierta incomodidad” su apodo, debido a que, con 34 años, se se siente grande para utilizarlo. Eso sí: sus fans difícilmente quieran dejarlo ir.

Karina “La Princesita”. (Instagram)

A medida que proseguía la charla, las confesiones se volvían más profundas. Sobre todo, cuando habló de su expareja: Sergio “Kun” Agüero. La cantante y el futbolista compartieron cinco años de un intenso romance, que finalizó en 2017.

Con el paso de los años, él se embarcó en nuevos vínculos afectivos y hasta tuvo un hijo. Ella, en cambio, afirmó: “Después del Kun Agüero no estuve de novia nunca más”.

Karina y el “Kun” Agüero. (Web)

“Quedé espantada y no volví a tener nada estable, no estuve de novia nunca más. No quise”, se explayó. Aunque no negó haber conocido otros hombres, concluyó que “no sabe tener una relación seria”. Con dolor, agregó que “la vida la hizo ser dependiente emocionalmente” y que “frenó muchas cosas por miedo”.

Karina dijo estar “aprendiendo de a poco”. Y que solo un mayor conocimiento de sí misma le perimtiría abrirse a los demás. Es que la referente de la cumbia argentina no solo estuvo marcada por sus dos grandes amores, el “Polaco” y el “Kun”, sino por un pasado difícil.

En este sentido, dijo: “Desde que fui chica no descansé de la violencia, me acostumbré a eso. Recién estoy descubriendo qué cosas son normales”. Hasta detalló que, durante su adolescencia, un hombre quiso encerrarla en un auto y abusar de ella, pero logró escapar. “Ahora se puede hablar, más libremente. Pero pasaba que las mujeres denunciábamos y no nos creían. Fue terrible”, remató.

Por último, le contó a Catalina de su hija, quien también quiere ser cantante como sus padres. Advirtió que le tiene miedo miedo a la pedofilia, sobre todo por el tema de las redes sociales, pero que habla con ella de todo abiertamente. “Ell tiene que saber a qué cosas se enfrenta”, reflexionó.

Karina junto a su hija Celeste. (Instagram)

​Acá te dejamos la entrevista completa:




Comentarios