El consejo de Chitetsu Watanabe para la longevidad es: "No se enojen y sigan sonriendo".


Un japonés aficionado al dulce y que cree en las sonrisas se convirtió en el hombre más viejo del mundo con 112 años y 344 días, según Guinness World Records.

Chitetsu Watanabe recibe el certificado por eser el hombre más viejo del mundo, con 112 años (EFE/EPA)

Chitetsu Watanabe nació en Niigata, en el norte de Japón, en 1907, y el miércoles recibió, en el asilo donde vive, el certificado por ser el hombre más longevo del mundo. 

Su predecesor, Masazo Nonaka, también japonés, falleció el mes pasado. La persona más vieja del mundo es también su compatriota, Kane Tanaka, una mujer de 117 años.

Kane Tanaka tiene 117 años y también es japonesa (Kyodo/via REUTERS)

Hasta hace una década, Watanabe cultivaba bonsáis, el arte tradicional japonés de pequeños árboles esculpidos, y exhibía su trabajo.

Hoy en día, ama los postres como las cremas y los profiteroles, dijo Guinness.

Chitetsu Watanabe es amante de los dulces (Kyodo News via AP)

Watanabe se graduó en la escuela de agricultura y se mudó a Taiwán para trabajar con Dai-Nippon Meiji Sugar en plantaciones de caña de azúcar.

Vivió en Taiwán durante 18 años. Se casó con Mitsue y tuvieron cinco hijos, señaló Guinness en un comunicado.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Watanabe regresó a Niigata y trabajó para el gobierno de la prefectura hasta su jubilación. Además, cultivó frutas y verduras en la granja familiar.

Preguntado por el secreto de su longevidad, Watanabe ofreció un consejo: No se enojen y sigan sonriendo.




Comentarios