El mandatario consideró que llegó para "resolver problemas estructurales" que hace décadas que existen.


El presidente Mauricio Macri manifestó este viernes que es “parte de la solución, no del problema” en medio de la crisis de la Argentina al considerar que su Gobierno llegó para “resolver problemas estructurales” que hace décadas que existen.

Mauricio Macri. (Presidencia)

“No tengan dudas que podemos. Sí podemos y estamos pudiendo. Así que sí se puede sacar a este país adelante para que todos sean felices”, expresó el mandatario en el acto de inauguración de unas obras en la localidad bonaerense de Saladillo.

Al respecto, Macri se muestra convencido de que en las elecciones generales del 27 de octubre puede dar la vuelta el resultado obtenido en las PASO y seguir construyendo “algo más grande, más allá de esta coyuntura difícil”.

En las primarias del 11 de agosto pasado, Macri obtuvo el 31,7 % de los votos y fue superado por el principal candidato opositor, Alberto Fernández, quien le sacó 16 puntos de ventaja, con el 47,7 %.

“Estamos convencidos de que empezamos a cruzar un puente hacia esa Argentina de los valores que queremos, donde nos miramos a la cara, nos decimos la verdad, no maquillamos la verdad sino que la ponemos sobre la mesa y tratamos de mejorarla y resolverla”, agregó Macri.

Y resaltó: “Cuando llegamos lamentablemente, parece increíble pero solamente menos del 20 % de los habitantes del país tenia tratamiento de efluentes cloacales. Cuando en Uruguay ya tienen el 90 %. En estos tres años y medio ya hemos llevado eso a más del 40”.




Comentarios