Los dirigidos por José Mourinho protagonizaron un emotivo momento antes de comenzar la práctica de este martes.


Tras el trágico atentado perpetrado por el Estado Islámico durante el recital de Ariana Grande en el Manchester Arena, el plantel del Manchester United realizó un emotivo minuto de silencio instantes antes de comenzar la práctica de este martes.

Además, el club emitió un comunicado en el cual confirmó el cierre de todas sus instalaciones y centró sus “pensamientos y rezos” en todos aquellos afectados por lo acontecido al terminar el show musical. 

En tanto que Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, podría haber vivido la peor jornada de su vida ya que tanto su esposa como sus dos hijas asistieron al concierto pero afortunadamente salieron ilesas






Comentarios