En el segundo capítulo de Ansenuza Salvaje, Natura International acompañado de las cámaras de Vía Ansenuza, se sumergen en un nuevo viaje, esta vez, recorriendo el margen del río Xanaes, para hallar a unos de los animalitos que han despertado cariño y ternura en el último tiempo, el carpincho, conocido como uno de los roedores vivientes “más grandes del mundo”.

Este animal semiacuático que ha ganado mucho protagonismo en internet, habita zonas costeras ríos, arroyos, lagunas y bañados preferentemente zona de pastizales y arbustos, lugares donde encuentran refugio y abunda el alimento. En la región de Ansenuza, encontraron su lugar en la ribera del rio Xanaes que, junto al río Suquía y al río Dulce, constituyen la gran cuenca endorreica de la Argentina central, la Laguna Mar Chiquita.

+Video Ansenuza Salvaje. Capítulo 2: Temporada 1

Tras emprender el viaje, el equipo se detiene al encontrarse a orillas del camino y entre pastos, teros pichones. Un ave que se puede observar frecuentemente en la región, pero no por ello, menos importante —durante la primavera como la mayoría de las especies de aves entran en la época reproductiva —. Un dato curioso es que su nombre “Tero” deriva de la onomatopeya de su canto “tero tero”.

El río Segundo o Xanaes es un río del centro-norte de la Provincia de Córdoba, desemboca en la Laguna de Mar chiquita. (Gentileza Yanina Druetta)

A lo largo del trayecto, se contempla a lo lejos un monte, donde diferentes aves conviven, entre ellas los jotes, una especie carroñera; al adentrarse a la reserva se percibe un emocionante ecosistema complejo que abarca una gran diversidad de ambientes como el acuático. De pronto se advierten las primeras huellas y heces del carpincho de hace unos días en el margen del río indicio de que el roedor podría manifestarse en cualquier momento.

Boyero Negro (Cacicus solitarius), una de las aves que se pueden observar en Ansenuza. (Foto gentileza Yanina Druetta)

Otro dato interesante es que, los carpinchos practican la coprofagia o ingestión ocasional de los excrementos.Son herbívoros. Primero comen y van a defecar, vuelven a comer su materia fecal para poder extraer la mayor cantidad de nutrientes a través de una misma alimentación”, explicó la bióloga, Alejandra Bonino.

//Mirá también: “Ansenuza Salvaje”: primer capítulo de un viaje al interior de la reserva natural

El ecosistema propio de esta zona se distingue por la presencia de una variada y abundante flora y fauna autóctona. (Gentileza Yanina Druetta)

Finalmente, cruzando el río, llegando a destino para registrar las cámaras trampas, y luego de una parada técnica —comer las exquisitas moras, fruta comestible, que te regala el monte cordobés— se llega al final de la aventura. “Disfruten las imágenes que les dejamos de nuestro amigo carpincho y los esperamos en el próximo capítulo”, concluyó con entusiasmo el equipo de Natura International.

Características principales del carpincho

El carpincho es un animal muy adaptable y posee unas características especiales. “Tiene un cuerpo bastante robusto, tiene patas cortas y por eso, debido a su peso, porque llega a pesar hasta 70 kilos es que en estos tipos de ambiente queda bien marcado las huellas”, destacó Yanina Druetta.

Este roedor de la familia de los cávidos son hábiles nadadores, el agua es su principal fuente de refugio, donde pueden permanecer sumergidos durante “más de cinco minutos”. Si se sienten amenazados emiten un sonido fuerte, muy particular y se lanzan al agua. De allí, su aspecto físico de ambiente acuático, “sus ojos, sus orejas y nariz se encuentran arriba de la cabeza para realizar esta actividad”, explicó Ale.

Es un animal herbívoro, y sus principales fuentes de alimentación son las gramíneas ribereñas y las plantas acuáticas. (Gentileza Yanina Druetta)

En cuanto a su reproducción, Yani señaló que “los carpinchos se reproducen prácticamente durante todo el año, pero las hembras aprovechan las épocas húmedas porque hay mayor disponibilidad de alimentos. Para gestar les va como 150 días y las crías cuando nacen, muy contrario de los demás roedores, nacen superdesarrolladas, ya ven, pueden comer, nadar, esconderse”.

Cabe destacar que, el carpincho cumple un rol fundamental en la naturaleza. “Fomentan el crecimiento de la vegetación, también al consumir ese tipo de alimentos devuelven mucho nitrógeno al suelo lo que lo enriquece”, expresó.

Por último, el roedor por más adorable que parezca no es una “mascota”, es un animal salvaje que pertenece a su hábitat natural. De esta manera, respetar y conservar nuestra fauna es tarea de todos.