En el marco de la pandemia que azota al mundo entero, se dan a conocer varias historias de superación que en tiempos oscuros dan luz verde para aquellos que creen que está todo perdido. Se trata de un hombre de 62 años de Bariloche que se contagió de coronavirus y que a pesar de haber permanecido 115 días internado, logró recibir el alta y ganare al virus.

//Mirá también: Un hombre detectó menos dinero en su cuenta bancaria y la entidad lo tildó de infiel a su matrimonio

Raúl Barría viajó de vacaciones a Las Grutas a fines de febrero y en el viaje de la vuelta, el 4 de marzo, el hombre comenzó con los síntomas de Covid-19 hasta que llegó a Bariloche donde fue hisopado y se confirmó su positivo. Pero como los días pasaban y continuaba con fiebre, su esposa Silvia decidió llevarlo a la guardia de la clínica.

Sobre los resultados, Bárabara Barría, la hija de Raúl detalló en diálogo con el Diario de Río Negro: “Los estudios dieron cuenta de que tenía una neumonía bilateral ya declarada. Pero el panorama hasta ahí era favorable. Lo internaron en una habitación común con bigotera y a los pocos días, se descompensó por falta de oxígeno”.

La historia de un rionegrino que permaneció internado por coronavirus 115 días y recibió el ataFoto: Diario de Río Negro

No obstante, el mal estado continuaba, tal es así que “dio positivo durante 30 días. Al día 32, volvieron a hisoparlo y dio negativo. Pero estuvimos 10 días sin poder verlo”. Posterior a esto, los dejaron ingresar a la sala en la que él se encontraba solo por 30 minutos al día, y donde debían cumplir con todas las condiciones higiénicas. “El panorama no era nada bueno. Los médicos nos decían que lo disfrutemos y que tratemos de estar a su lado. Mi papá pesaba 160 kilos y la gordura era una contra. Pero el gordo le puso garra”, dijo Bárbara con orgullo.

La joven también detalló parte del proceso por el que ellos se enfrentaron al vivir con su papá internado: “En ningún momento, lloramos. Cuando bajábamos con mi hermano, nos abrazábamos y comentábamos cómo lo veíamos. Es muy feo. Era como entrar a un cuarto oscuro donde uno estaba al lado de otro”, describió.

Los días pasaban y las buenas noticias llegaban, por lo menos para esta familia, siendo que posterior a la internación, Raúl logró pasar a la terapia “no Covid” donde permaneció otros 45 días. “Ahí se fue destetando de los oxígenos. El primero fue una mascarilla que respiraba por él porque sus pulmones habían dejado de funcionar. Después pasó a usar una mascarilla y hace 20 días, probaron una vez con la bigotera debajo de la nariz”, especificó.

La historia de un rionegrino que permaneció internado por coronavirus 115 días y recibió el ataFoto: Diario de Río Negro

Bárbara aseguró que su padre logró salir del Covid-19 gracias a la unión y la compañía que recibió Raúl por parte de su familia: “Una de las cosas que a nosotros nos dejaba tranquilos era que estábamos apoyados por el personal del HPR. Había enfermeras que lo afeitaban, le ponían crema o le cortaban el pelo. Un día, una me dijo: ‘Hoy tu papá tuvo un día de spa´. Eso es impagable. Por eso, mi papa salió adelante. Por ellos y por nosotros”, manifestó.

//Mirá también: Una mujer compró un auto usado y en el primer control policial se lo secuestraron

Finalmente, y gracias al apoyo de todos, el hombre logró seguir adelante. No obstante, los cuidados deben continuar para él siendo que al estar tanto tiempo inactivo perdió mucha masa muscular y no tiene fuerzas en las piernas. “Una de las cosas que lo sacó a flote fue volver a ver a sus nietos, Milo y Zoe. Nos ha contado que vivió cosas terribles. En terapia Covid, al estar despierto, vio muertes, emergencias. Por eso, hoy agradece la vida”, concluyó al sostener que también, en el medio de la internación, sufrió la muerte de la madre de él también por coronavirus.