El radicalismo intentó, sin éxito, la semana pasada una rectificación política.


Los miembros de Cambiemos fueron a la Justicia Federal por el diseño de su papeleta nacional, con o sin tramo al Senado. La conducción nacional no autorizó anexar esta última parte a la boleta de Macri. El radicalismo intentó la semana pasada una rectificación política, que no llegó y profundizó la discusión judicial con sus aliados y la dirigencia radical de su partido.

En la Justicia Electoral se reflejó la pulseada de Cambiemos por la boleta propia para las Primarias. La UCR defendió la inclusión del tramo al Senado anexado a la formula presidencial e impugnó la presentación de sus aliados macristas de un diseño que excluye los candidatos a la Camara Alta, que encabeza el barilochense Marcelo Cascón.

La audiencia de apoderados por las boletas se concentró en dos modelos : la elevada por el PRO, ARI y FE que se compone de la formula de Mauricio Macri-Miguel Pichetto, y los candidatos a Diputados, que encabeza Sergio Wisky. En cambio, la UCR propuso la misma pero con el tramo al Senado.

La apoderada de la UCR, Laura Ramos formalizó dos presentaciones en las que se impugna la boleta corta y reclamó que se “respete la unicidad jurídica de Diputados y Senadores”. También insistió a que la Justicia se “abstenga de realizar adhesiones de categorías nacionales sobre una sola categoría de integrantes de la lista de Juntos Somos el Cambio, lo que no tiene antecedente alguno en la jurisprudencia nacional”.

El radicalismo desacreditó la presentación de la Junta Electoral de Cambiemos ya que “no puede oficializar modelos de boletas que, en todo o en parte resulten violatorias” de la decisión de la totalidad de miembros de la Alianza cuando se procedió a ”oficializar una única lista”, que se integran “por las categorías de precandidatos a Senador y Diputado Nacional”.

La separación implicaría “una maniobra que atenta contra la voluntad política puesta de manifiesto en el acta acuerdo que da origen a la presentación de la única lista en cuestión”, afirmó la presentación. Además definió que “este ardid se estaría burlando del origen mismo de la constitución de la lista ya que, la Alianza se presentaría ante el electorado como si se tratase de dos listas diferentes, dando por tierra la génesis misma del proceso y generando confusión en la ciudadanía”. Según publicó Río Negro.






Comentarios