Al respecto, el secretario del área municipal, Juan Cherañuk, explicó que "en el momento de que se asumió la gestión empezamos a trabajar en esto; en una ordenanza para complementar aquellos establecimientos que estaban de una manera informal o fuera de la información oficial que podríamos brindar nosotros como instituciones públicas.

Con esos datos, el INFUETUR y la Secretaría, "trabajamos en una ordenanza que completaba a la ley provincial que regulaba las instituciones. Luego se complementó con un decreto del INFUETUR para dar de alta a departamentos de alquileres temporarios, una modalidad que se da en gran parte del país y del mundo", dijo el funcionario.

Para este año, Cherañunk aseguró que existen entre "130 a 140 establecimientos que ofrecen lugares", pero que se encuentran por fuera del marco normativo. Esos datos surgen de un relevamiento "entre el Municipio y el área de Habilitación Comercial, en donde se hizo un rastrillaje con informes y numeración de establecimientos, teniendo en cuenta que había pasajeros que llegaban a la Secretaría pidiendo información del alojamiento, la cual la desconocíamos y se anotaba como no habilitado". Además, se incluyeron los anuncios en páginas de Internet y redes sociales.

"Este año tenemos 130 establecimientos y actas de contratación, donde hay infracciones y otros que se acercaron para regularizar la situación", agregó.

Por otro lado, el funcionario municipal remarcó que se está trabajando en una mesa con las distintas cámaras de turismos y áreas, a partir de una propuesta del concejal del PJ, Juan Carlos Pino, en la que se incluye a los alquileres temporarios como parte de establecimientos formales.

"Lo que se logró es readecuar la normativa provincial y acompañar la normativa municipal para que tengamos la dinámica de la actividad turística de acá a 20 años y es algo que se debate, por los alquileres temporarios. Se llevó a un decreto acompañado por algunas cámaras y el INFUETUR para incluirlos en un circuito formal", explicó Cherañunk.