Marcos Villamil, recorrerá el país con sus caballos y con su travesía intentará mostrar la otra cara de la Argentina, de caminos de tierra y de mirada tranquila.


Esta historia tiene como protagonista a Marcos Villamil, un agrónomo de General Alvear, provincia de Buenos Aires y a sus tres compañeros, sus caballos. Juntos salieron desde la localidad bonaerense, cercana a la localidad de Olavarría y se dirigen hacia el sur, viajando primero hacia el Este, donde llegarán a la provincia de Neuquén y desde allí iniciarán el viaje hacia el Sur, destino final: Ushuaia, provincia de Tierra del Fuego.

Marcos Villamil en “El Centinela”, campo familiar de General Alvear, provincia de Buenos Aires.

¿Quién acompaña a Marcos en su recorrido?

Luego, tomarán un flete para los caballos que, los llevará hasta la provincia de La Pampa y desde allí iniciarán su viaje hasta la provincia de Jujuy, al llegar retornarán a General Alvear y llegar hasta la Estancia “El Centinela”, campo de la familia Villamil.

La travesía comenzó el 7 de septiembre y tendrá un recorrido de más 8000 kilómetros desde el inicio hasta el final. Si bien Ushuaia está acostumbrada a recibir aventureros que llegan en bicicletas, motos, autos y motorhome (entre otros vehículos), que vienen por Ruta Nacional 3 o Ruta Nacional 40, este hombre y sus caballos son un testimonio diferente, ya que recorrerán el país desde el centro hacia el sur y desde aquí, “el principio de todo”, emprenderán su viaje hacia el norte.

“Por los caminos siempre se siembran semillas buenas de la amistad”.

Imagen de perfil de Instagram de la travesía. Allí podrán ver las fotos de la Argentina que pocos tienen el privilegio de ver.

Marcos Villamil dijo que se inspiró “en cómo se fue haciendo nuestra patria y la importancia que tiene el caballo en nuestro país, en nuestra tradición y costumbres. Yo soy un fanático, al que le gustan los caballos, saben que son una pasión. También soy un enamorado de nuestro país y de las personas que lo habitan. Así que junté todas estas cosas y puedo tener la alegría de decir que estoy realizando un sueño en mi vida“.

En esta cabalgata nacional, Marcos va acompañado solo por “Mora”, “Wayra” y “Tordo”, dos yeguas y un caballo que los tienen desde su nacimiento y de los cuales a 2 fueron domados por él “son mi familia, son mis amigos, son mis compañeros”, resaltó Marcos. Él se refirió a que, desde chico que anda a caballo y tiene plena confianza en que, si se llegara a dar algún inconveniente, todo se resolverá bien.

Mora, Wayra y Tordo, los amigos de Marcos.

Marcos Villamil pensó primero en la comodidad de sus caballos.

Su primera cabalgata fue a los 18 años, cuando un tío le regaló un caballo. El problema era que estaba en la localidad de Areco, 300 kilómetros de Alvear y estaban resolviendo cómo trasladarlo. “Te lo traigo andando”, dijo el joven Marcos, a lo que su tío respondió que ‘estaba loco’. Ante la insistencia del joven, el tío accedió, aunque no tenía ni mapa, ni abrigo para el camino. Luego de organizarse, emprendió el viaje “para hacerla corta, terminé perdiendo la billetera, 4 días sin comer, durmiendo al costado del camino, la pasé recontra re mal”, dijo, pero reconoció que en esa primera experiencia aprendió muchísimas cosas, entre ellas, la confianza en el caballo.

 Así fue que comenzó su interés en recorrer distancias cada vez más largas y hace 6 años que quería hacer la gran aventura, cabalgar por todo el país. Él es soltero y aunque ande solo por el camino dijo que “no es lo mismo estar solo que sentirse solo”. Siempre lo acompaña su familia y sus amigos “es un vínculo muy fuerte”, expresó. En relación a esto, Marcos se abrió una cuenta en las redes sociales para estar cerca de la gente y mostrar la Argentina, desde adentro.

Marcos tiene junto a su famiia 7 caballos, de los cuales 3 acompañan su cabalgata.

Amor entre hombre y caballo. En la primera experiencia, Marcos, aprendió que la confianza en el caballo, es una de las cosas más importantes.

Por eso, esta travesía servirá para mostrar la Argentina que nadie ve. “Invito a meterse en ‘Abrazarte Argentina’ para también ver esta Argentina, que también es parte nuestra y la tenemos que cuidar, porque vale muchísimo y que si no la cuidamos se va a ir yendo. Es esa Argentina de caminos de tierra, de mirada tranquila, de familias que abren la puerta“, expresó con toda razón. Marcos contó que cuando va por los campos, entra pidiendo permiso y la gente lo recibe sin problemas. “Te comés un cordero acá, te comés un guiso allá y se arman unas charlas increíbles y es alucinante. La verdad emociona, emociona y realmente emociona decir ‘guau’ y orgullo de ser argentino, que lindo país que tenemos“, expresó.

Marcos Villamil irá “Cosechando silencios por los caminos”.

Marcos Villamil




Comentarios