La interna política del oficialismo en la provincia continúa con celeridad y esta mañana del viernes hubo un nuevo hecho con repercusión en la política tucumana.

En conferencia de prensa, el Vicegobernador, Osvaldo Jaldo presentó en su espacio político a la exintendenta de Famaillá, Patricia Lizárraga, quien se desempeñaba como secretaria de Atención a Familias en Riesgo Social del Ministerio de Desarrollo Social, conducido por Gabriel Yedlin y renunció a su cargo.

Tenemos la alegría inmensa de contar en nuestro espacio a Patricia Lizárraga que tomó la decisión de unirse a este proyecto que tenemos dentro del partido justicialista”, dijo Jaldo antes de que Lizárraga tome la palabra.

“Fue una decisión personal que con mucha convicción y cariño tomé porque estoy segura que Osvaldo Jaldo va a gobernar Tucumán, merece ser el próximo gobernador de Tucumán”, dijo con contundencia la exintendenta.

Ante la consulta del motivo de su salida del espacio que responde al gobernador de la provincia y su motivación para renunciar, argumentó que: “No me sentía acompañada ni valorada por la persona que estaba a cargo del ministerio”.

Por su parte, Jaldo también se explayó sobre la visita de los ministros nacionales el día de ayer, en claro apoyo a Manzur, a lo cual manifestó que siempre es positiva la llegada de funcionarios nacionales ya que implica la llegada de beneficios para los tucumanos.