“Tuvimos momentos críticos de falta de abastecimiento, del normal abastecimiento. Hoy en día gasoil, yo hablo a nivel mayorista, a nivel distribuidores, a granel, sobra. No lo dudo que hubo especulación, y que sigue habiendo, con el gasoil. Y hubo especulación cuando no había y hay especulación ahora con los valores, con los precios”. Concepto del vicepresidente de AETAT (Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán), Jorge Berreta, quien reafirmó que había gasoil “y a eso se llama especulación. Como el mismo proveedor, lo llamamos por la mañana, no tenía gasoil, más o menos hablamos de un precio. Mas tarde tenía gasoil pero valía 30 pesos más litros”.

Esta es la conversación periodística con el empresario sobre la falta de gasoil.

- ¿Cómo se explica la falta de gasoil?

- En realidad, hoy en día, es ilógico en un país, al por mayor, a mayor volumen, paguemos mucho más que el valor de surtidos. ¿Porque? Porque el valor del surtidor está regulado, tiene un valor de referencia y el a granel no. Por eso nosotros para cumplir con nuestra obligación de prestar el servicio llegamos a pagar 210, 215 pesos.

- Es decir el gasoil no falta en Tucumán

- No falta en Tucumán. Yo le puedo garantizar que no falta en Tucumán. Lo que hay que pagar lo que pide el distribuidor o la petrolera.

- ¿Cómo algunos sectores que dicen que falta?

- No puedo hablar de lo que es a nivel minorista o estaciones de servicios. No tengo ese dato. Le voy a dar  otro dato para que veamos el volumen. El transporte público, mensualmente, en estos momentos, en estos meses, está utilizando consumo 2 millones y medio de litros mensuales y multiplíquenlo por 200 pesos, 500 millones de pesos al mes y así lo estamos pagando, con un promedio de 200 pesos. Hay picos más altos. O sea, que de los ingresos de compensaciones nacionales, provinciales y recaudación tenemos ya, de arranque, el sector, 500 millones de pesos en combustible. Lo cual, es un número, en este debe y haber, es insostenible esta erogación en combustible, por eso es indispensable que el gobierno nacional reconozca que somos ciudadanos argentinos todos, que los usuarios, las empresas son argentinas, pymes, los trabajadores también y que equiparen. El 87 por ciento de las compensaciones tarifarias que se distribuyen a nivel nacional, van para el AMBA y el 13 por ciento para el interior, para distribuir en 23 jurisdicciones. ¿Hay asimetría o no hay asimetría? Y esto perjudica todo.