Tras el anuncio del gobierno de la provincia de Buenos Aires que confirmó que Tandil seguiría en Fase 2 y por ende, con clases virtuales, desde el bloque de concejales de Juntos por el Cambio pidieron con urgencia por la presencialidad en los establecimientos educativos del territorio bonaerense.

A través de la iniciativa consideran que el avance del plan de vacunación y el hecho de que los docentes estén vacunados son los pilares del pedido al gobernador Axel Kicillof.

//Mirá también: “Nos están discriminando”, la dura respuesta a Axel Kicillof por la falta de presencialidad en las escuelas

También condicionan los malos resultados logrados por una modalidad virtual que lejos estuvo de los objetivos proyectados, ya que uno de cada cuatro estudiantes de primaria no continuó sus estudios en el contexto de la pandemia. En lo territorial, los datos muestran que la provincia de Buenos Aires es la jurisdicción que mayor porcentaje de desvinculación escolar total tiene.

El proyecto de resolución solicita al gobierno bonaerense “de manera urgente” la presencialidad escolar en todos los niveles educativos a partir de la Fase 2.

Concejales del bloque Juntos por el Cambio de Tandil piden por el regreso a la presencialidad en las escuelas.Municipio de Tandil | Municipio de Tandil

Así, el bloque político alineado con el gobierno local amplifica los reclamos del colectivo denominado “Padres Organizados” y “Estudiantes Organizados”, quienes elevaron varias notas para pedir la vuelta a las aulas de manera urgente.

En los últimos días, muchos intendentes pidieron la vuelta a la presencialidad general y en escuelas rurales, haciendo alusión a datos y cifras que avalarían una decisión en esa línea bajo el estricto cuidado de la salud con todos los cuidados que recomiendan los protocolos de seguridad.

//Mirá también: Provincia confirmó que la ciudad estará en Fase 2 hasta el 25 de junio

Uno de los fundamentos de la propuesta es el hecho de que los docentes fueron oportunamente vacunados en el marco de la estrategia de vuelta a las aulas sobre la que se trabajó durante el año pasado.

“La escuela es indispensable por las cuestiones específicas de la educación y también porque es un lugar de socialización, muchas veces de contención e incluso allí se detectan casos de vulnerabilidad o violencia familiar que luego pueden ser abordados”, explicó la concejal María Haydeé Condino.

Según cifras oficiales de nuestro país, durante todo 2020 el dictado de clases presenciales fue mínimo. Es prueba de ellos que en noviembre solo un 1% de la población estudiantil total estaba habilitada a la escolaridad presencial y un 43% para actividades de re-vinculación presencial en tan solo 13 provincias de la Argentina.