La policía también secuestró vehículos y clausuró locales comerciales que abrieron sin permiso.


El primer sábado de apertura para actividades recreativas para los niños no tuvo buenos resultados. Casi 300 personas resultaron detenidas, locales comerciales clausurados y vehículos secuestrados.

289 personas fueron detenidas por la policía, por no respetar la disposición de prohibición de circular durante la hora recreativa destinada al paseo de niños.

Además, unos 236 vehículos fueron retenidos: 70 automóviles, 13 camionetas, un camión, 149 motocicletas y tres bicicletas.

Los uniformados también debieron realizar la clausura de locales comerciales y también a las detenciones de comerciantes que abrieron al público, cuando no se encuentran autorizados para hacerlo los días sábados.




Comentarios