Una situación de extrema tensión se vivió durante la madrugada, cuando en un control de rutina, la policía interceptó a un joven que llevaba en moto a su hermano hacia el hospital regional en la capital provincial.

El hecho ocurrió en el puesto de control de calles Alsina y Tres de Febrero. Cuando los efectivos indagaron al joven por su presencia en las calles en horarios en los que está prohibido circular, aseguró que tenía síntomas que podían ser compatibles con el coronavirus, además de que el muchacho trabaja en una empresa de turismo y volvió de viaje hace poco tiempo.

El conductor de 28 años, manifestó que necesitaba llegar al Hospital Regional, ya que trasladaba a su hermano que tenía fiebre y dolor corporal, temiendo que pudiera tener Covid-19.

Los uniformados solicitaron una ambulancia del Sease 107 que los trasladó al Hospital Regional, donde se le practicarían los exámenes correspondientes.