Habían quedado en el cuartel luego de que una dotación saliera a cubrir otro siniestro.


Este martes a las 11:30 horas, tres hombres y una mujer del Cuartel de Bomberos Voluntarios de 25 de Mayo, localidad ubicada en el suroeste de La Pampa, acudieron a controlar un incendio que se había desatado en la zona rural de Colonia Chica, tarea que luego requirió que se sumaran dos hombres mas ya que trabajaron aproximadamente hasta las 19.

Pero a las 16 horas les avisan que había otro incendio en una chacra de la zona de “Piedra Blanca”, y en el cuartel habían quedado cuatro bomberas solas. Carla Herrera se sentó al volante de la otra autobomba, y junto a sus pares Brenda Sosa, Ivana Herrera y Karin Elga, acudieron a sofocar el siniestro.

Fachada del cuartel (Facebook)

El jefe de Bomberos Voluntarios de la localidad, Tulio Retamales, le contó a La Arena que “es la primera vez que salen solas, ninguna manejaba pero se capacitaron para conducir la autobomba nueva (marca Volvo). Así fue que Carla tomó le decisión y salieron. Llegaron a la chacra, armaron las lanzas y en una hora pudieron controlar y extinguir el foco ígneo“, relató.

Como jefe estoy orgulloso de este grupo. Realmente las chicas que lo integran tienen iniciativa y dan respuestas. Esta vez estaban solas y resolvieron la situación”, agregó el jefe. “Hoy la dotación está compuesta por cinco hombres y nueve mujeres. Nosotros trabajamos en empoderarlas y ellas trabajan y se capacitan. Acá no hay distinción de género, todos y todas hacemos lo que nos toca“, dijo.

La dotación completa junto a funcionarios provinciales (Diario Femenino)

Después de años de lucha por conseguir la paridad de género, las mujeres tienen bien ganado su lugar en el mundo al lado, y en muchos casos hasta por encima, de los hombres, en todo tipo de tareas, como lo demuestra el episodio relatado. Y es un justo reconocimiento de sus capacidades en todas las áreas.




Comentarios