Está encadenado en la puerta de ingreso al edificio y reclama que le den una segunda oportunidad.


Jonathan Reinhart, un joven de 26 años y padre de un niño de 3, se encadenó a la puerta de ingreso del Instituto de Seguridad Social (ISS), en el centro de Santa Rosa, reclamando que le devuelvan el trabajo del que fue despedido hace dos meses.

El joven relató a Diario Textual que comenzó a trabajar de administrativo en el ISS hace siete años pero luego fue trasladado al sector de Limpieza. “Sufrí de adicción, a la marihuana y alcohol, y tuve faltas, por eso me echaron. Pero no me dieron oportunidad de defenderme”.

“Por no querer hablar, por no querer estar en boca de todos en su momento me callé, no dije nada. Me quedé con mi enfermedad. Y fue mi enfermedad la que me llevó a faltar al trabajo y muchos problemas más. Estuve cinco meses trabajando sin decir nada en el área de limpieza, empecé el tratamiento de mi enfermedad pero quedé cesanteado“, detalló.

“Yo tengo un nene de 3 años y con mi pareja estamos alquilando y necesito el trabajo, ruego por el trabajo. Me he mandado macanas pero no me han dado una segunda oportunidad. Pido solo eso, una segunda oportunidad. Cuando uno tiene un problema no hay que dejarlo solo. Pido que me devuelvan el trabajo”, reclamó Reinhart, que recibió la solidaridad de los trabajadores del Instituto, quienes le acercaron bebidas calientes y alimentos.






Comentarios