Fue financiado por el Ministerio del Interior, Vivienda y Obras Públicas de la Nación a través de fondos acordados con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


Este jueves, en el Teatro Español, se presentó el Plan Estratégico para el Desarrollo de Santa Rosa, un trabajo conjunto entre la Municipalidad y diferentes instituciones intermedias.

Los representantes de las instituciones integrantes del Consejo Permanente, órgano encargado de su ejecución y continuidad, expusieron cómo fue la experiencia de participar en este proceso y cuál es el compromiso asumido para pensar la ciudad en el 2050.

El Plan reúne 20 proyectos prioritarios para la ciudad (Vía Santa Rosa)

El Plan, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través del Ministerio del Interior, Vivienda y Obras Públicas de la Nación, tuvo un proceso de planificación que llevó algo más de 8 meses y dio como resultado una serie de consensos plasmados en 20 proyectos prioritarios para nuestra ciudad.

En el encuentro del jueves, autoridades municipales y provinciales, candidatos a la intendencia de la ciudad, establecimientos educativos, comisiones vecinales e instituciones intermedias, se encontraron para conocer los cuáles serán los primeros pasos y sentar las bases para ejecutar un trabajo conjunto y recíproco.

El intendente Altolaguirre, presente en el evento, expresó que el Plan Estratégico es una herramienta fundamental para la ciudad y lo relacionó con el proyecto DAMI (Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior) que lleva adelante con el gobierno provincial y la municipalidad de Toay.

El intendente Leandro Altolaguirre, en su alocución (Vía Santa Rosa)

También mencionó el plan de saneamiento, encarado junto a la Provincia, y el tratamiento de residuos, viendo todo como “una misma cuestión, pensar para proyectar la ciudad y, en el caso del DAMI, es superador porque incluye al área metropoliana, supervisando este crecimiento regional”, manifestó.

“La sociedad va madurando, va teniendo otras demandas, y el plan debe ir adecuándose a esas demandas, pero con la participación, tiene un valor fundamental el poder de supervisar que lo que se está planificando se vaya concretando“, concluyó Altolaguirre.






Comentarios