Un hombre de 24 años fue condenado a prisión perpetua por el brutal femicidio de Carla Vanesa Rivas, a la que asesinó prendiéndole fuego su casa en la que se encontraba la víctima junto a sus hijos.

//Mirá también: Balacera, un herido y tres detenidos en Santa Fe

El tribunal a cargo de los jueces Jorge Patrizi, José Luis García Troiano y Pablo Ruíz Staiger, consideró culpable a Juan Eduardo Bovino por el hecho ocurrido en diciembre de 2017. Se lo condenó por el “homicidio calificado por la utilización de un medio idóneo para crear un peligro común y por haber mediado violencia de género (femicidio)” de Carla.

También se le endilgó la “tentativa de homicidio calificado reiterado en tres ocasiones” en perjuicio de los hijos de la víctima fatal y el delito de “evasión”. Por su parte, la defensa del condenado adelantó que apelará la resolución de primera instancia.

De acuerdo a la Fiscalía, Bovino ingresó a la vivienda de Rivas ubicada en Santiago de Chile al 860. La golpeó y roció con combustible varios sectores de su casa, para luego prenderla fuego y quedarse observando cómo se consumía. Además de Rivas, en el interior de la vivienda estaban sus tres hijos.

//Mirá también: Crearán un registro unificado de femicidios, travesticidios y transfemicidios

Posteriormente, Bovino se dio a la fuga en moto.Los tres chicos se salvaron, dos de ellos pudieron salir por sus propios medios, mientras que un vecino forzó una puerta y pudo rescatar al último. Luego los bomberos encontraron el cuerpo carbonizado de Carla en su cama.