En vísperas del vencimiento de las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus, el gobernador Omar Perotti pidió este miércoles el “acompañamiento” para sumar insumos y respiradores en Santa Fe. El planteo se hizo durante la reunión por videoconferencia con sus pares de otras provincias y el presidente Alberto Fernández.

//Mirá también: La provincia de Santa Fe superó los 270 mil contagios y las 2.500 muertes por coronavirus

El rafaelino indicó que están “trabajando coordinadamente para ampliar camas en el sector privado” frente a la segunda ola de contagios. El objetivo es que adquirir algunos equipos en comodato y así mejorar la capacidad del sistema. En cuanto a los hospitales públicos, remarcó que existe “alguna posibilidad de ampliar sobre lo ya ampliado”.

El titular de la Casa Gris no soltó prenda sobre la alternativa de aplicar mayores restricciones en Santa Fe a partir de la semana que viene. Aseguró que durante el encuentro federal no se definió “ninguna acción o medida” en ese sentido, pero sí hubo un “planteo recurrente” sobre una “situación de meseta muy alta” al ver la curva epidemiológica.

//Mirá también: Detuvieron a 210 personas en Santa Fe por violar las nuevas restricciones

“La necesidad de camas va a seguir existiendo”, afirmó Perotti en cuanto a la perspectiva a corto plazo en el marco de la pandemia de COVID-19. A continuación, advirtió: “Si no paramos el ritmo de circulación y bajamos el nivel de contagio, todos los días sube esa demanda de camas y no es ilimitada la posibilidad de resolverlo”.

El gobernador planteó que es fundamental “llegar a una instancia de descenso” de casos de coronavirus en Santa Fe. En esa línea insistió en la necesidad de cuidar las actividades laborales y la apertura de escuelas con presencialidad. “Depende del comportamiento de todos”, señaló.

El ex senador nacional recordó que en la provincia rige una restricción vehicular a partir de las 21 y el cierre a la medianoche para reducir la circulación y frenar la propagación del COVID-19. En ese sentido remarcó: “Eso no significa que las cosas pueden hacerse el resto del día con aglomeraciones o sin barbijo”.