Luego de reunirse con autoridades nacionales, el gobernador Omar Perotti anticipó que dictará otro decreto por siete días tras el vencimiento del que suspendió clases presenciales en Rosario y San Lorenzo. “Si no descienden los casos, vamos a tener todos los departamentos en alarma”, advirtió.

//Mirá también: Jueza civil se declaró incompetente en el reclamo por las clases presenciales en Rosario

La adhesión a la normativa nacional en el sur provincial vence este viernes. Para el día siguiente se espera que la Casa Gris tome nuevas medidas sanitarias, aunque la cuestión fundamental para reabrir las escuelas en las jurisdicciones afectadas es que dejen de ser consideradas zonas de alerta epidemiológica.

“Ojalá podamos tener los 19 departamentos con clases presenciales”, expresó Perotti este jueves tras su viaje a Buenos Aires. Allí abordó el tema con el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Más allá del diálogo, el Ejecutivo apunta a que bajen las internaciones en Rosario.

//Mirá también: Padres de alumnos rosarinos reclaman clases presenciales: “Los chicos se cansaron del Zoom”

En diálogo con Canal 3, el gobernador reiteró que sumar respiradores para ampliar atención a pacientes con COVID-19 es algo que permite mejorar los números de manera temporal. Así, subrayó: “Si seguimos llenando las camas, desaparece ese indicador”.

“Después de esto, no hay margen para más. La capacidad de nuestra gente llegó a una instancia límite”, manifestó el rafaelino respecto del funcionamiento del sistema de salud. De acuerdo a los últimos datos oficiales, en Santa Fe hay 641 personas internadas. Dentro de esa lista, 274 se encuentran en terapia intensiva y 254 de ellas requieren asistencia respiratoria mecánica.