Los peloteros de la ciudad de Santa Fe quedarán habilitados para volver a trabajar una vez que se termine de acordar el protocolo con las autoridades municipales. En principio, sólo se permitirá ocupar la mitad de la capacidad no se utilizarán los inflables, dijeron este miércoles voceros del sector.

Esos establecimientos están cerrados desde el 13 de marzo, incluso antes del decreto de necesidad y urgencia que estableció el régimen de aislamiento social, preventivo y pbligatorio (Aspo) por la pandemia de coronavirus.

Referentes del sector y funcionarios del Ejecutivo están terminando de definir la normativa sanitaria para prevenir el contagio de COVID-19. Uno de los puntos que todavía no se resolvió es el de la utilización de barbijos por parte de los chicos que vayan a jugar a estos lugares.

Hasta el momento hay acuerdo en que se use la mitad de la capacidad de los locales y que los chicos se sienten a las mesas y utilicen los juegos. Al igual que en otros rubros, serán obligatorias medidas como la toma de temperatura y aplicación de alcohol en gel, además del constante lavado de manos.

Otra de las cuestiones que está en estudio es pedirles a los padres que provean a sus hijos de platos y vasos para que cada uno utilice el suyo.