El gobernador Omar Perotti adelantó que habrá sumarios administrativos para el centenar de personas del Ministerio de Cultura que recibieron vacunas contra el coronavirus, cuando no le correspondía, dado que no eran ni personal esencial, ni de riesgo ni docentes.

En declaraciones en Reconquista, el rafaelino dijo que “ante los trascendidos, lo que queremos es que haya un control exhaustivo y un resguardo de la responsabilidad. Los listados que se han pasado a Salud, desde Educación, en donde se dice -habrá que ver- que no eran docentes y que recibieron la dosis no teniendo la edad ni su turno, lo mejor es esclarecer quienes son los que manejan esas bases de datos, en quienes las han elevado para que Salud. Una base de datos de miles de personas, no será revisado uno por uno por la Ministra”, dijo. “Si hay agentes que por error pueden haber recibido una notificación cuando por su edad no le corresponde, también habrá un sumario para su accionar, porque es un servidor público. Debemos dar la tranquilidad de que no hay privilegios”, completó.

El ministro de Cultura, Jorge Llonch, lo atribuyó a un “error” que en realidad consideró que es un “doble error”, en declaraciones a Radio Rivadavia. Según el funcionario, esposo de la vicegobernadora Alejandra Rodenas, había empleados que figuraban todavía como personal del Ministerio de Educación, dado que anteriormente, Cultura era una secretaría de esa cartera. Igualmente, trasladó al responsabilidad a quienes recibieron la vacuna “esas personas se vacunaron por su propia decisión” lo cual consideró “objetable en un tema tan sensible” como es la disponibilidad de vacunas de la provincia y la nación.

Llonch desmitió en las últimas horas de la tarde su dimisión.