El Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe repudió el fallo de la Corte Suprema provincial que avaló la ley que otorga a la Legislatura el control disciplinario de los fiscales. “Conforma un menoscabo a la independencia y autonomía del órgano encargado de la persecución penal”, indicó.

//Mirá también: La Corte Suprema avaló el control legislativo sobre los fiscales

El fiscal General de la Provincia, Jorge Baclini, y los fiscales regionales, aclararon que el MPA “mantiene y promueve el respeto por el Estado constitucional de Derecho, las disposiciones constitucionales, las leyes vigentes y los fallos judiciales que se susciten”.

De todos modos, indicaron que eso no les impide “expresar una manifestación institucional contraria a la tesitura adoptada por la mayoría de los miembros de la Corte Suprema, pues lo resuelto conforma un menoscabo a la independencia y autonomía del órgano encargado de la persecución penal”.

Cabe recordar que el nuevo sistema procesal penal de Santa Fe que creó el MPA, aseguraba el control disciplinario de los fiscales de bajo rango por una Auditoria General de Gestión del propio organismo. Mientras que las conductas de las autoridades superiores había quedado bajo el control político de la Legislatura.

En 2017, cuando cuatro senadores en ejercicio y uno con mandato cumplido eran investigados por fiscales rosarinos por presuntos delitos económicos, la Legislatura se arrogó el régimen sancionatorio. Tras ser declarada inconstitucional por la Cámara Laboral de Rosario, esa ley fue modificada por el parlamento provincial para establecer un régimen de tres partes que, de todos modos, dejó en manos del Poder Legislativo la potestad de avocarse a investigaciones en curso sobre fiscales y la facultad de sancionarlos.

//Mirá también: Ordenan dar marcha atrás en proceso para suspender y sancionar a Marcelo Sain

Ante un nuevo amparo iniciado por un fiscal de Rosario, Adrián Spelta, la Corte Suprema falló el lunes pasado que la ley en cuestión es constitucional porque “el control disciplinario legislativo no lesiona las garantías del debido proceso ni agravia la autonomía del MPA, que conserva el poder sancionatorio en el caso faltas leves de los fiscales”.

Mediante una manifestación institucional, la cabeza del MPA hizo saber que considera el fallo de la Corte “implica un menoscabo” de su independencia y autonomía.