La captura de un profesor de química acusado de producir cocaína en Santa Fe marcó el punto final de la operatoria de una banda que parece sacada de la serie “Breaking Bad”. Este jueves, autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación remarcaron que el docente elaboraba droga de alta calidad para su venta en el sur argentino.

//Mirá también: Sain dijo que el consumo de droga en Santa Fe se quintuplicó en 10 años

Fuentes oficiales apuntaron que el procedimiento realizado este fin de semana por orden de la Justicia federal de Caleta Olivia incluyó 21 allanamientos en Paraná y la provincia de Santa Cruz. La investigación llevaba alrededor de un año siguiendo la ruta de los estupefacientes hasta que las escuchas telefónicas revelaron preparativos para anticiparse al envío de un cargamento camuflado en tarros de pintura.

La subsecretaría de Investigación Criminal y Cooperación Judicial, Valentina Novick, no le escapó al mote del “Walter White santafesino” cuando se refirió a uno de los tres detenidos en la capital provincial. En cuanto a su rol como uno de los principales sospechosos, señaló que era quien “conseguía los precursores químicos para refinar la sustancia”.

//Mirá también: El narcotráfico mueve más de u$s9 millones mensuales en la provincia de Santa Fe

La funcionaria ratificó que la cocaína se producía en la ciudad, donde también detuvieron a otras dos personas entre las 13 capturadas el último fin de semana largo. El operativo denominado “Pintor Blanco” permitió interceptar la droga en la localidad bonaerense de Pablo Nogués para luego realizar allanamientos en otros puntos del país.

Ante la consulta de Radio 2, Novick advirtió que la rentabilidad del tráfico de cocaína supera el 1.000% en Argentina, por lo que “no compite con actividades lícitas”. A la hora de analizar el negocio, puntualizó que las organizaciones delictivas “saben que un porcentaje será secuestrado” en los movimientos para comercializar los estupefacientes. “Cuando se los desfinancia y se sigue la ruta del dinero, ahí se les da un golpe verdadero”, concluyó.