La mujer precisó que la justicia de aquel país es más rigurosa. El joven aún permanece detenido en Santa María. 


Bernarda Massolo fue trasladada el último domingo desde Brasil a Santa Fe, donde pemanece internada en el Hospital Cullen con quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo. Quien la acompaña y la protege es su madre, que pidió que el agresor, y pareja de su hija, sea juzgado en Brasil.

“Quiero que se quede allá y lo juzguen porque las condenas son entre 15 y 30 años. La justicia es más severa”, aseguró la mujer a Aire de Santa Fe. En tanto contó que su hija fue amenazada por el hombre cuando dormía. “Ella declaró que la despertó al grito de quererla matar”, agregó.

Ángel Rolón fue detenido el pasado miércoles tras permanecer casi cuatro días prófugo. El hombre se encontraba en la localidad de Candelaria, a una hora de Santa María, la ciudad donde se produjo el ataque. Luego fue trasladado a Santa María, donde quedó alojado.

La pareja llevaba tres semanas de novios cuando decidieron irse a Brasil. “Cuando ella decidió irse tuve que realizar un pedido de paradero porque no sabíamos donde estaba y no se había comunicado. Luego entabló comunicación con nosotros”, manifestó la mujer.

Por lo pronto, la joven permanece estable en dicho nosocomio aunque en estado grave, y su pronóstico es reservado. Los médicos de dicho nosocomio le comunicaron a la familia que afortunadamente los órganos vitales de su hija no están comprometidos. “La recuperación es lenta. Pero rescatamos que la ecografía del corazón le dio bien”, sostuvo.






Comentarios