De cara a un nuevo fin de semana largo, el Gobierno de Santa Fe confirmó que se mantendrán los controles que intentan detectar los vehículos que ingresen con personas que no están justificadas y planean hacer una escapada turística.

De esta manera, y en virtud de lo que exige el decreto 647/2020 que determina que aquellas personas que no sean residentes de la provincia de Santa Fe, provengan de zonas con circulación local de Coronavirus, no realicen actividades exceptuadas y deban ingresar a la provincia, se les exige el hisopado o testeo de Covid 19 negativo con una antigüedad no mayor a 72 horas para ingresar al territorio santafesino. Dicho requisito es esencial en puestos claves como el peaje de General Lagos que contiene quienes acceden desde Capital Federal y Gran Buenos Aires, el Túnel Subfluvial y el límite norte con Chaco.

"El balance que hacemos nosotros es muy positivo porque hay 3.300 vehículos que no pudieron ingresar a Santa Fe desde el 8 de julio, en ese momento teníamos información que gente de CABA y el AMBA iban a venir a la provincia de escapada turística", precisó Osvaldo Aymo, titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV).Desde ése entonces se chequean los códigos QR de los permisos de circulación que otorga Nación.

Si de cifras se trata, Aymo sostuvo que "llevamos fiscalización de un millón de vehículos desde que se inició la pandemia" en los 27 puestos de control existentes.

“Nuestro operativo sigue siendo igual y lo seguimos sosteniendo desde el fin de semana largo del 9 de julio con la misma rigidez y las mismas obligaciones”, añadió Aymo, al tiempo que recomendó que los santafesinos que circulen tengan descargada también la aplicación “Covid-19” del gobierno provincial.

Protocolo en los controles

El protocolo de actuación para los puestos sanitarios indica que se debe detener el vehículo, se explica al conductor que se están realizando controles en el marco de la pandemia COVID-19, se le formula verbalmente la pregunta de su estado general de salud y si estuvo enfermo en los últimos 14 días.

Asimismo, se realiza la toma de temperatura corporal, el testeo del olfato, la verificación del respectivo permiso de circulación, se efectúa el registro de origen y destino del usuario, y se solicita la exhibición de licencia y documentación inherente al vehículo.

En caso de detectarse síntomas compatibles con el COVID-19, se activa el protocolo respectivo dándose aviso a los agentes de salud que corresponden al puesto, al sistema de salud, y a las autoridades del organismo.