El conductor dio positivo dos días después de los primeros síntomas mientras estaba trabajando.


Un colectivero santafesino se contagió coronavirus y se puso en marcha un protocolo especial para abordar el caso dentro del sistema. En primera instancia, la empresa a cargo de la línea 3 decidió aislar al resto de los conductores.

Desde la firma Ersa detallaron que el chofer estaba trabajando cuando advirtió los síntomas el último jueves. Ese día se resolvió la cuarentena preventiva de quienes habían tenido contacto con él y el sábado se amplió la lista de afectados a partir del resultado positivo del test. Previamente no hubo alertas en relación a los controles de temperatura que se realizan habitualmente. 

Desde la Municipalidad informaron que el ómnibus que estaba en servicio fue desinfectado al margen de la investigación epidemiológica para determinar cómo se infectó el paciente. En la compañía consideran improbable que el colectivero se haya contagiado a bordo por contacto con pasajeros, ya que aplicaron las barreras correspondientes para aislarlo durante el viaje.

Ante la consulta de El Litoral, la vocera de la empresa, Ana Julia Capuccino, precisó el diagnóstico obligó a adelantar la rotación de conductores que realizan cada 15 días. De esta manera, convocaron al grupo de trabajadores que estaba descansando y así se pudo continuar con la prestación del servicio. 




Comentarios