Una encuesta arrojó que la situación en el nivel de incumplimiento en la provincia supera el registro nacional.


En paralelo con la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio, una encuesta publicada este lunes concluyó que casi el 65% de los santafesinos no pudieron pagar el total del aquiler en mayo. La cifra es mayor a la del nivel nacional (59%) con picos cercanos al 80 por ciento en la región de Cuyo.

Los datos que se dieron a conocer en el inicio la cuarta fase de la emergencia sanitaria por la pandemia indican que se agravó la situación de buena parte de los inquilinos en la provincia en simultáneo con la mejoría de la situación epidemiológica. Entre otros puntos, el relevamiento refleja que el 34% de los entrevistados tiene menos ingresos desde el inicio de la cuarentena.

En abril, el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario (Cocir) había estimado que el incumplimiento en la ciudad había sido del 19% y la foto del mes siguiente en todo el territorio de Santa Fe arroja resultados peores. Por un lado, cerca del 45 por ciento de los encuestados se endeudaron para pagarle a los propietarios y la mitad perdió su puesto de trabajo.

Por otra parte, en el informe que dio a conocer la Asociación de Inquilinos de Rosario salta a la vista que casi el 45% de los encuestados no recibió el CBU para transferir a sus respectivos locadores. Este es uno de los temas más cuestionados desde el inicio de la cuarentena, cuando bancos e inmobiliarias aún no atendían al público.




Comentarios